EU espió a usuarios de Google y Yahoo

"The Washington Post" revela que la NSA y su contraparte británica usaron el programa Muscular para captar datos de centenares de millones
erick7
(null)

Washington

La Agencia de Seguridad Nacional estadunidense (NSA, por sus siglas en inglés) interceptó datos de centenares de millones de usuarios de Google y Yahoo, incluidos muchos de sus conciudadanos, aseguró ayer The Washington Post  en su sitio de internet.

El programa Muscular, operado con la contraparte británica de la NSA, el Government Communications Headquarters (estado mayor de las comunicaciones del gobierno, el GCHQ) permite a ambos organismos de inteligencia recuperar datos desde las fibras ópticas utilizadas por los gigantes de internet, según documentos citados por The Washington Post y suministrados por el ex consultor de la NSA Edward Snowden, en la actualidad asilado en Rusia.

De acuerdo con el diario, el programa es un aspecto secreto del Prism, que permite a la NSAobtener datos de las compañías tecnológicas —como Microsoft, Yahoo, Google y Facebook— con la autorización de la justicia estadunidense.

Según un documento del 30 de enero de 2013 citado por el diario, alrededor de 181 millones de elementos habían sido recolectados en los 30 días precedentes, que incluyen desde información sobre el emisor o destinatario de un correo electrónico hasta datos sobre su contenido.

“Hemos realizado controles muy estrictos para proteger la seguridad de nuestros centros de datos y no hemos dado acceso a estos centros ni a la NSA ni a ninguna otra agencia gubernamental”, reaccionó Yahoo ayer a través de un comunicado.

El responsable jurídico de Google, David Drummond, aseguró a su vez que su compañía no estaba implicada en las intercepciones de la NSA-GCHQ y dijo estar “escandalizado” por su alcance.

El jefe de la NSA, general Keith Alexander, interrogado sobre los señalamientos de The Washington Post, afirmó no estar al tanto de la publicación, aunque aclaró que la información le parecía incorrecta. “Hasta donde sé, esa actividad jamás ha sucedido”, aseguró.

En el ámbito internacional, EU y Europa cruzaron ayer nuevas acusaciones de espionaje cuando dos colaboradores de la jefa del gobierno alemán, la canciller Angela Merkel, que sería una víctima directa de las escuchas, fueron recibidos en Washington por altos responsables de seguridad del gobierno.

De la reunión, según la Casa Blanca, no salió ningún acuerdo específico, sino que se limitó a cumplir el objetivo de establecer un primer contacto directo de alto nivel en el marco de las últimas revelaciones sobre el presunto espionaje de la NSA a líderes internacionales como Merkel, lo que ha puesto contra las cuerdas al presidente Barack Obama ante sus principales aliados en Europa y otras partes del mundo.

Además de la delegación germana, también están en Washington otras tres misiones del Parlamento Europeo, con el fin compartido de lograr respuestas sobre los reportes del masivo espionaje estadunidense.

Ayer, Alemania y Francia rechazaron acusaciones formuladas el martes por Washington y el gobierno español anunció que el jefe de los servicios secretos comparecerá ante el parlamento para informar sobre el tema.

Mariano Rajoy reiteró que si se confirman las escuchas telefónicas por parte de EU en España se tratará de actos “inapropiados e inaceptables entre socios y amigos”.

En ese contexto, el Mercosur también condenó ayer el “espionaje global” de EU en una reunión de cancilleres y ministros, en Caracas.

“Hemos condenado el sistema de espionaje global desarrollado por el gobierno de Estados Unidos que ha implicado el espionaje a la presidenta Dilma Rousseff”, afirmó el canciller venezolano, Elías Jaua, en declaraciones a la televisora multiestatal Telesur al término del encuentro.

Mientras tanto, Washington se comprometió ante Naciones Unidas a no espiar las comunicaciones secretas de ese organismo internacional, informó ayer el vocero de la ONU, Martin Nesirky, quien no confirmó ni desmintió la existencia de intercepciones en el pasado.