Wallace, el héroe escocés con 'Corazón valiente'

Sir William Wallace luchó contra la dominación inglesa del rey Eduardo I. 700 años después, los escoceses decidirán pacíficamente si se separan de Reino Unido.
En Londres, una placa recuerda el lugar donde fue ejecutado sir William Wallace.
En Londres, una placa recuerda el lugar donde fue ejecutado sir William Wallace. (Notimex)

Londres

Una placa en el centro londinense recuerda al último gran héroe independentista escocés: sir William Wallace, fuente de inspiración del poema épico del siglo XV Wallace y de la cinta de Hollywood Corazón valiente, protagonizada por Mel Gibson.

Flores frescas y secas adornan la placa de Wallace, quien junto con Andrew Moray derrotó a las tropas inglesas en la Batalla del Puente de Stirling, en 1297. Un año más tarde los escoceses perdieron la Batalla de Falkirk y Wallace fue finalmente capturado en 1305.

Wallace fue arrestado cerca de  Glasgow, llevado a Londres y colgado en público bajo las órdenes del rey Eduardo I de Inglaterra. Su cuerpo fue desmembrado en cuatro partes y su cabeza exhibida en uno de los postes del Puente de Londres, en el centro de esta ciudad.

En el lugar de su ejecución hoy se erige una placa con la siguiente leyenda: “Patriota escocés que luchó por la libertad de Escocia. Fue traicionado, capturado, traído a Londres y privado de la vida cerca de este lugar el 23 de agosto de 1305”.

Este episodio histórico y la figura de Wallace son quizás el símbolo más reconocido a escala mundial de un héroe independentista que dirigió a su país contra la ocupación inglesa del rey Eduardo I de Inglaterra en la primera guerra de independencia de Escocia.

Después de varios siglos de guerras entre Escocia e Inglaterra, finalmente en 1707 se firmó la llamada Acta de Unión que integró a Inglaterra para conformar el Reino Unido de la Gran Bretaña e Irlanda del Norte.

En los últimos 40 años se han realizado dos plebiscitos sobre devolución de poderes para Escocia: el primero en 1979, donde la minoría votó “sí”, y el de 1997, en el que triunfó la consulta sobre la creación de un parlamento escocés.

Sin embargo, el referendo del próximo 18 de septiembre será la decisión constitucional más importante sobre la independencia de Escocia que sucede después de que el Partido Nacional Escocés (SNP) triunfó en las elecciones de 2011.

El dirigente del SNP, Alex Salmond, fue nombrado ministro principal de Escocia, cuando su partido ganó la mayoría de los escaños en el parlamento de Holyrood y desde entonces pugnó por una escisión de Reino Unido.

En octubre de 2012, Salmond y el primer ministro británico, David Cameron, firmaron el Acuerdo de Edimburgo, con el que acordaron que el referendo tendría lugar este año.

William Wallace tuvo que esperar más de 700 años para que sus sueños independentistas se volvieran realidad con la consulta del 18 de septiembre, cuando los escoceses tomarán la decisión constitucional más importante de los últimos 300 años: “¿Debería Escocia ser un país independiente? Sí o no”.