Viudas de escoltas de Pinochet asesinados se querellan contra líder comunista

El presidente del PC chileno y diputado, Guillermo Teillier, reconoció recientemente en una entrevista al diario [i]La Tercera[/i] que su partido ordenó el atentado de 1986 contra el ex dictador.
Guillermo Teillier (d), durante el funeral de un líder histórico del Partido Comunista de Chile
Guillermo Teillier (d), durante el funeral de un líder histórico del Partido Comunista de Chile (EFE)

Santiago

Las viudas de los escoltas de Augusto Pinochet asesinados en un atentado contra el dictador el 7 de septiembre de 1986 interpusieron hoy una querella en contra del presidente del Partido Comunista, diputado Guillermo Teillier.

La información la entregó el abogado Raúl Meza, que representa a tres de las viudas de los escoltas que murieron en el atentado ejecutado por un miembro del Frente Patriótico Manuel Rodríguez (FPMR).

Meza explicó a los periodistas que la querella es por "homicidio calificado terrorista y que en el libelo se describe la entrevista con un matutino, donde el parlamentario reconoció haber dado la orden de atentar contra Pinochet, pues dice fue una decisión del partido".

El pasado 1 de abril, Teillier ratificó en una entrevista al diario [i]La Tercera[/i] que su partido ordenó en 1986 el fallido atentado contra Augusto Pinochet y aprobó otras acciones armadas cometidas por el FPMR en los años 80. El presidente del Partido Comunista chileno sostuvo que el ataque al dictador fue "una réplica de lo que ellos hicieron" con las directivas clandestinas del Partido Comunista.

Según datos oficiales, tres directivas comunistas completas fueron aniquiladas por la policía secreta de Pinochet y unos 400 militantes fueron asesinados o hechos desaparecer durante la dictadura (1973-1990). En el atentado contra Pinochet murieron cinco escoltas del dictador y otros once resultaron heridos.

Los suboficiales de ejército Miguel Guerrero Guzmán, Gerardo Rebolledo Cisternas y Roberto Rosales Martínez murieron en la cuesta Achupallas, en el Cajón del Maipo, un lugar cordillerano cercano a Santiago.

El libelo presentado hoy consigna que "producto del atentado alevoso, premeditado y planificado con mucho tiempo de anticipación por el grupo terrorista Frente Patriótico Manuel Rodríguez, cuatro funcionarios del Ejército de Chile y uno de Carabineros de Chile, mueren en el sitio del suceso y once funcionarios resultan heridos. El atentado duró entre 5 a 6 minutos".

El abogado adelantó que "nosotros queremos como querellantes que esa confesión extrajudicial la ratifique ante un tribunal, porque será citado en calidad de inculpado".

En la demanda piden la designación de un ministro en visita (juez especial), que el caso sea catalogado como delito de lesa humanidad para evitar la prescripción y solicitaron la declaración, entre otros, de la ex presidenta Michelle Bachelet (2006-2010), "en su calidad de médico de los miembros de esa organización terrorista".

"Queremos justicia e igualdad ante la ley, es todo lo que queremos" dijo a Radio Bío Bío Verónica Vallejos, una de las querellantes, viuda del suboficial de Carabineros, Pablo Silva Pizarro. Lidia Valenzuela, viuda del suboficial del Ejército Cardenio Hernández, culpó a Tellier por estos hechos.

"Este señor abrió nuevamente las heridas, que si bien no estaban cerradas, estaban calmadas. Pido justicia por mis tres hijas, porque su papá estaba cumpliendo con su labor", dijo la viuda en los tribunales de Justicia.