Visita príncipe Guillermo a sobrevivientes del tsunami de Japón

El duque de Cambridge depositó una ofrenda floral en recuerdo de las víctimas, en un parque situado en una colina desde la que observó la bahía de Ishinomaki y otras zonas gravemente afectadas.

Tokio

El príncipe Guillermo de Inglaterra se reunió hoy con supervivientes del terremoto y del tsunami de marzo de 2011 durante su visita a la prefectura de Miyagi (noreste) en la última jornada de su viaje de cuatro días a Japón.

El duque de Cambridge visitó la ciudad costera de Ishinomaki, donde murieron o desaparecieron más de 5,000 personas y 29,000 perdieron sus casas, y escuchó de cerca como sus habitantes han hecho frente al desastre natural, informó la agencia local Kyodo.

En un encuentro con una pareja cuyos sus hijos murieron arrastrados por el tsunami, Guillermo, de 32 años, les explicó que él también había perdido a alguien querido, en referencia a la muerte de su madre en un accidente de coche en París en 1997.

La pareja le entregó unos regalos hechos con madera de los escombros dejados por el tsunami y un roble para su familia. La esposa de Guillermo, Catalina, no ha podido acompañarle en este viaje por su avanzado estado de gestación.

Durante una vista al diario local Ishinomaki Hibi Shimbun, el príncipe puedo ver una muestra de los periódicos escritos a mano después de la tragedia del 11 de marzo de 2011.

Los periodistas continuaron trabajando y escribiendo sus artículos sobre papel después de que el tsunami causara una corte eléctrico que paró las rotativas.

En un día lluvioso, Guillermo depositó una ofrenda floral en recuerdo de lqs víctimas, en un parque situado en una colina desde la que observó la bahía de Ishinomaki y otras zonas gravemente afectadas.

Allí unas niñas le entregaron unos origami (figuras de papel hechas a mano) realizados por evacuados que todavía viven en casas temporales y le explicaron que son un símbolo de esperanza.

Según relataron las propias niñas a la cadena pública NHK, Guillermo les dio la gracias en japonés y les dijo que se los llevaría como "souvenir" a su hijo, el príncipe Jorge, de un año de edad.

El duque de Cambridge visitó la víspera junto al primer ministro nipón, Shinzo Abe, la prefectura de Fukushima, también azotada por el terremoto y una posterior crisis nuclear.

Después de esta primera visita de cuatro días a Japón, el príncipe partió este domingo a China para continuar su gira por Asia.