Al año 2 millones de mujeres son víctimas de trata: ONU

De acuerdo con Naciones Unidas, hasta 60% de las mujeres en el mundo experimenta alguna forma de abuso físico o sexual durante su vida.
Se han realizado otras acciones contra la trata, principalmente de prevención, dijo Fernández
(Especial)

Naciones Unidas

Al menos dos millones de mujeres y niñas son traficadas cada año para someterlas a la prostitución, esclavitud o servidumbre, alertó hoy la ONU en el Día Internacional para la Eliminación de la Violencia contra las Mujeres.

"La discriminación de género sigue siendo la causa individual más extendida de las desigualdades en el mundo contemporáneo", dijo en un mensaje la administradora del Programa de la ONU para el Desarrollo (PNUD), Helen Clark.

Destacó además que crece la evidencia que establece un vínculo directo entre la violencia de género y la pobreza, por lo que llamó a incluir a los hombres en el centro de la solución para eliminar la discriminación contra las mujeres.

La ONU también recordó que hasta 60 por ciento de las mujeres en el mundo experimenta alguna forma de abuso físico o sexual durante su vida, lo que al igual que la violencia en general en contra de las mujeres profundiza las desigualdades.

Manifestó que la violación marital no constituye una ofensa criminal en más de 35 países y que aún 603 millones de mujeres viven en naciones en donde la violencia doméstica no es considerada un crimen.

Explicó que esta clase de legislaciones "no son aceptables" y llamó a las autoridades encargadas del cumplimiento de la ley y los sistemas judiciales a que colaboren con sus gobiernos y la sociedad civil para atacar las causas de raíz de la violencia de género, que apoyen a las víctimas y hagan justicia.

En el caso de América Latina, la ONU resaltó que la violencia de género contribuye a la inseguridad general de la región, además de que "es una persistente amenaza y obstáculo al desarrollo humano, la salud pública y los derechos humanos".

Según el último informe del PNUD, casi todos los países en América Latina reportaron incrementos en la violencia doméstica, las violaciones y los asesinatos de mujeres.

Asimismo, entre los presos masculinos en América Latina detenidos por delitos sexuales, entre 75 y 90 por ciento dijeron conocer a sus víctimas, y entre 20 y 40 por ciento eran sus propios familiares.