Violencia estalla en Cisjordania: Israel mata a cinco palestinos

El gobierno israelí rechazó la propuesta de alto el fuego de John Kerry ante la ofensiva en Gaza, donde han muerto ya 832 palestinos y un soldado israelí murió hoy por disparos desde un ...
Palestinos desplazados por el conflicto, reunidos para la comida del Iftar en una iglesia griega ortodoxa en Gaza
Palestinos desplazados por el conflicto, reunidos para la comida del Iftar en una iglesia griega ortodoxa en Gaza (AFP)

Gaza

Los esfuerzos para alcanzar un alto el fuego entre Israel y el movimiento islamista palestino Hamas en la Franja de Gaza continuaban en este último viernes de ramadán, al tiempo que la situación se tensó en Cisjordania, donde el ejército israelí mató a cinco palestinos. A la espera de una eventual tregua, los combates proseguían en Gaza donde, según un balance de los servicios sanitarios locales, perdieron la vida 832 palestinos, en su mayoría civiles, y 5,400 resultaron heridos en 18 días de ofensiva israelí contra Hamas.

Un soldado israelí murió hoy por disparos efectuados desde un edificio situado cerca de una escuela de Naciones Unidas en el centro de la Franja de Gaza, afirmó el ejército israelí. Esta muerte eleva a 35 el número de militares israelíes fallecidos desde el inicio, el 8 de julio, de la operación militar israelí contra el enclave palestino.

Según la televisión pública israelí, el consejo de seguridad de Israel rechazó "en su forma actual" la propuesta de alto el fuego enviada por el secretario de Estado estadunidense John Kerry, quien a su vez abordó en El Cairo una "tregua humanitaria" con el secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki-moon.

"Lo que se perfila es una tregua humanitaria de siete días, para permitir a todas las partes venir a dialogar a El Cairo", explicó a la AFP una fuente cercana al presidente de la Autoridad Palestina, Mahmud Abas. Pero Israel la rechazó ya. Hamas, que controla la Franja de Gaza, condiciona la tregua al levantamiento del bloqueo israelí impuesto desde 2006 al enclave palestino, en donde gran parte de los 1,8 millones de habitantes dependen en gran parte de la ayuda humanitaria.

En una entrevista a la BBC, el líder del movimiento islamista palestino, Jaled Meshal, exiliado en Doha, reiteró esta petición. De visita en Catar, el jefe de la diplomacia turca se reunió con Meshal para mantener negociaciones sobre "un alto el fuego justo", que avanzaban "en la buena dirección", según Ankara.

En una de sus pocas apariciones en público, el líder del movimiento chiita libanés Hezbolá, Hasan Nasralah, llamó este viernes en Beirut a los países árabes e islámicos a "armar" a la resistencia palestina en Gaza. Hezbolá, enemigo jurado de Israel, se enfrentó a las tropas israelíes en 2006 en Líbano.

Hamas lanzó nuevos cohetes contra Israel, tres de ellos contra el aeropuerto Ben Gurión de Tel Aviv, según este movimiento. La caída de un proyectil el martes en las inmediaciones de la instalación aeroportuaria, que Hamas celebró como "una gran victoria", perturbó el tráfico internacional , si bien poco a poco las aerolíneas autorizan de nuevo los vuelos hacia Tel Aviv.

Desde el inicio de las hostilidades, el ejército de Israel perdió 35 soldados y los cohetes mataron a tres civiles. Las fuerzas armadas confirmaron hoy la muerte del soldado Oron Shaul, cuyo secuestro reivindicó Hamas, y la muerte de otro soldado por un obús cerca de una escuela de la ONU en Gaza.

Asimismo, el ejército israelí anunció haber alcanzado en más de dos semanas de ofensiva cerca de 2,500 objetivos y haber matado a 240 combatientes de Hamas. Sin embargo, la población palestina es sobre todo la que paga el precio del conflicto entre Israel y Hamás. UNICEF informó hoy que la ofensiva israelí mató a "al menos 192 niños".

Un día después de la tragedia de la escuela de Beit Hanun (norte), donde murieron también mujeres, niños y empleados de la ONU, la Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados Palestinos (UNRWA) señaló que "el número de personas desplazadas en Gaza triplicó el pico del conflicto de 2008/2009". LA UNRWA cifró en 150 mil las personas que abandonaron sus hogares por la ofensiva israelí.

El embajador palestino en la ONU pidió en una carta al Consejo de Seguridad una "investigación inmediata, imparcial y completa" sobre este ataque, mientras que Israel, que prometió investigar lo sucedido, reiteró que Hamas utiliza a los civiles como "escudos humanos". La Organización Mundial de la Salud (OMS) pidió la creación de un corredor humanitario en Gaza para evacuar a los heridos y transportar medicamentos. Arabia Saudita anunció por su parte una ayuda de 26 millones de dólares.

La situación también está muy tensa en la Cisjordania ocupada, donde los enfrentamientos, con escenas similares a las de las intifadas (1987-1991 y 2000-2005), estallaron cerca de Hebrón, Naplusa y Jerusalén Este, donde los palestinos convocaron un "día de la ira". En los últimos días, nueve palestinos murieron en ese territorio palestino ocupado, baleados por el ejército israelí e incluso por colonos, según fuentes médicas palestinas.