Violaciones, riesgosas en contagio de SIDA: ONU

El Programa Conjunto de Naciones Unidas sobre el VIH SIDA consideró urgente que los gobiernos implementen programas que erradiquen la violencia de género.
SIDA con tendencia a la alza, sobre todo en los jóvenes, refiere Colegio de Médicos de Tamaulipas.
(Jose Luis Tapía)

Ciudad de México

El Programa Conjunto de la ONU sobre el VIH Sida (ONUSIDA) consideró urgente que los gobiernos implementen programas que erradiquen, castiguen con severidad la violencia de género debido a que las violaciones sexuales se han convertido en un riesgo muy elevado para infectarse con el virus.

"Según investigaciones recientes de ese organismo, hay una clara asociación entre la violencia infligida por la pareja y el VIH, y las mujeres que experimentan este tipo de violencia tienen un 50 por ciento más de posibilidades de contraer la enfermedad", de acuerdo con el informe por el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer.

El director ejecutivo de ONUSIDA, Michel Sidibé, dijo que cada hora 50 mujeres jóvenes se infectan con el VIH. "Las mujeres y las niñas tienen derecho a vivir libres de la violencia y las desigualdades y para protegerse a sí mismas contra el VIH", dijo.

Según la Organización Mundial de la Salud, alrededor una de cada tres mujeres en el mundo sufren violencia física o sexual por su pareja.

Recordó que las mujeres que denuncian una violación no tienen por qué ser cuestionadas por su comportamiento o su ropa.

Michel Sibidé es el director ejecutivo de ONUSIDA "Cincuenta mujeres jóvenes contraen la enfermedad cada hora. Todas las personas son importantes. Estamos tratando de resaltar la importancia de no excluir a nadie. Tenemos que asegurar que todos los que lo necesiten tengan acceso a servicios sobre el VIH", subrayó Sibidé.

ONUSIDA también destacó en su informe que el número de niños que recibe antirretrovirales aumentó un 14 por ciento desde el año pasado, no obstante, los menores que viven con el VIH siguen afrontando obstáculos importantes en el acceso a tratamientos.

Por otra parte, el organismo expresó preocupación por el creciente número de personas mayores de 50 años que vive con ese padecimiento y no tiene acceso a atención médica.

"La violencia contra las mujeres es inaceptable con independencia de cómo iban vestidas", afirmó Navi Pillay, Alta Comisionada,

Por eso abogó por eliminar los estereotipos de género que fomentan la creencia de que esos abusos son aceptables o merecidos. "Es esencial cuestionar esas nociones, que a menudo también penetran en el sistema de justicia y comportan un ciclo vicioso de impunidad y más violencia".

Por último, lamentó que para muchas mujeres y niñas la violencia se esconda en la próxima esquina, en los lugares de trabajo y en sus casas.

ONUSIDA alertó además sobre la discriminación y la falta de acceso a servicios esenciales para los grupos de alto riesgo, incluidos hombres que tienen relaciones sexuales con otros hombres, personas que usan drogas, transgéneros, y los trabajadores del sexo, han contribuido a que la pandemia no se controle.

En el caso de Europa del Este y Asia Central, las nuevas infecciones han aumentado un 13 por ciento desde 2006, mientras que en África del Norte esos índices se han duplicado desde 2001. En América Latina el número de nuevos contagios disminuyó en un 11 por ciento desde 2001.