"Nunca ordené a la policía disparar ":Yanukóvich

Yanukovich sigue considerándose el presidente legítimo de Ucrania y aseguró que seguirá luchado por su país, donde una "minoría fascista" tomó el poder.
El depuesto presidente de Ucrania, Víktor Yanukóvich, comparece en una rueda de prensa en la ciudad rusa de Rostov del Don.
El depuesto presidente de Ucrania, Víktor Yanukóvich, comparece en una rueda de prensa en la ciudad rusa de Rostov del Don. (EFE)

Ucrania

El destituido presidente ucraniano Viktor Yanukovich aseguró hoy que no fue depuesto sino "forzado a salir de Ucrania ante la amenaza" a su vida, dijo en una rueda de prensa en Rostov del Don, en Rusia, en su primera aparición pública desde que salió de Kiev el viernes.

Yanukovich sigue considerándose el presidente legítimo de Ucrania y aseguró que seguirá luchado por su país, donde una "minoría fascista" tomó el poder.

Además dijo que volverá a Ucrania una vez que esté garantizada su seguridad. "Volveré a Ucrania una vez que se garanticen las condiciones para mi seguridad y la de toda mi familia".

Yanukovich reiteró que no huyó del país, sino que se fue de Kiev a Járkov cuando su coche fue atacado "desde todas partes con armas automáticas".

 "No reconozco la legitimidad de la Rada Suprema", añadió sobre las últimas decisiones del Parlamento ucraniano

Además, considera ilegítimas las elecciones presidenciales convocadas por el Parlamento para el 25 de mayo y aseguró que no participará en las mismas.

   En su opinión, la reforma constitucional debería ser elaborada hasta septiembre, acompañada de un referéndum sobre cuestiones concernientes al futuro del país. Y las nuevas elecciones presidenciales tendrían que celebrarse antes de diciembre, señaló.

Yanukovich pidió que se respete el acuerdo alcanzado el 21 de febrero entre su gobierno, la oposición y los ministros de Exteriores de Francia, Alemania y Polonia y que prevé la celebración de elecciones entre septiembre y diciembre. El acuerdo quedó sin embargo invalidado en la práctica cuando Yanukovich huyó del país y la oposición tomó el poder.

Yanukovich acusó sobre todo a la Unión Europea y Estados Unidos de romper su palabra, después de que varios ministros de Exteriores de la UE mediaran en la negociación de ese acuerdo para salir de la crisis, que ahora nadie está respetando.

Además, acusó a Occidente de llevar a cabo una "política irresponsable" en la ex república soviética que, gracias a su apoyo a los manifestantes de la plaza de la Independencia (Maidan), llevó al poder a "nacionalistas y fascistas que están en minoría absoluta en Ucrania"

Yanukovich aprovechó la comparecencia para pedir perdón a los ucranianos. "Porque no tuve la fuerza suficiente para mantener la estabilidad y por permitir este caos", dijo al pedir perdón respondiendo a la pregunta de un periodista sobre si se sentía avergonzado. "Me gustaría extender mis disculpas a los veteranos, al pueblo ucraniano (...) por lo que ocurrió en Ucrania", añadió.

En cuanto a la situación en Crimea, Yanukovich consideró que la península debe permanecer dentro del Estado de Ucrania, aunque con una mayor autonomía, al tiempo que advirtió del peligro de un baño de sangre en la zona.

Lo que está ocurriendo ahora en la península autónoma es una "reacción natural" a la toma del poder por criminales en Kiev, señaló. "Los habitantes de Crimea naturalmente que no se plegarán a los nacionalistas". En Crimea existe una autodefensa, los habitantes están defendido su territorio, añadió.