Video denuncia uso de cloro por ejército sirio contra rebeldes

Mientras militantes opositores y un médico afirmaron que las fuerzas de Asad usaron la sustancia como arma química lanzada desde helicópteros en la ciudad de Kafr Zita, rebeldes mostraron un video ...
Presos de la cárcel de Alepo muestran la bandera siria después de que las fuerzas de Asad rompieran el cerco rebelde
Presos de la cárcel de Alepo muestran la bandera siria después de que las fuerzas de Asad rompieran el cerco rebelde (AFP)

Beirut,

Militantes de la oposición y un médico afirmaron hoy que el régimen del presidente sirio Bashar al Asad utilizó cloro para atacar el jueves a los opositores en ciudades de las provincias de Hama e Idlib (noroeste). Estas informaciones no pudieron ser confirmadas por fuentes independientes, en particular por el Observatorio Sirio de los Derechos Humanos, ONG con base en Gran Bretaña.

"La ciudad de Kafr Zita en la provincia de Hama fue afectada por bombas (lanzadas desde un helicóptero) que contenían cloro", según Mohamad Karman, un activista de la Unión Revolucionaria Siria, que se comunicó con la AFP a través de Skype. "Este ataque fue lanzado contra la ciudad en represalia por haber autorizado a los rebeldes a utilizarla como base para operaciones contra el ejército en la región de la provincia de Hama", indicó el militante.

Por su parte, rebeldes en la provincia de Idlib distribuyeron un video que muestra a enfermos tratados en un hospital de campaña, entre los cuales hay niños, que aparentemente sufrían problemas de asfixia. "Estamos seguros de que utilizaron cloro. Se puede sentir (el olor) desde kilómetros de distancia y el gas que escapaba tras las explosiones de las bombas era de un color blanco amarillento", indicó el médico Tajedin al Bakri, quien ejerce en la región.

En el video del supuesto ataque con gas cloro de ayer en el pueblo de Kafr Zita, en la provincia central de Hama, aparentemente se aprecia la sustancia, de amarillo verdoso, flotando en el aire. En la grabación, difundida en internet por la Comisión General de la Revolución Siria, se ve una supuesta calle de Kafr Zita en la que aparece una mujer corriendo tapándose la cara con un pañuelo y acompañada por dos hombres, uno de ellos con una máscara antigás.

Las tres personas y un tercer hombre rezagado corren en dirección contraria al lugar, al fondo de la calle, donde flota una sustancia de color amarillo verdoso. En declaraciones a Efe por internet, el activista opositor Abu Faruq al Hamaui acusó a las fuerzas del régimen sirio de estar detrás del presunto ataque, que, según la información de que dispone, causó cincuenta casos de asfixia.

"Helicópteros del régimen lanzaron barriles con explosivos, que llevaban dentro gas cloro", indicó Al Hamaui, que precisó que el ataque ocurrió sobre las 22:00 hora local (19:00 hora GMT). El director del Observatorio Sirio de Derechos Humanos, Rami Abderrahman, indicó a Efe por teléfono que su organización hasta el momento no dispone de datos para confirmar o desmentir esos sucesos.

Ayer el Consejo de Seguridad de la ONU votó un proyecto de resolución, propuesto por Francia, para que la Corte Penal Internacional (CPI) investigara los crímenes cometidos en Siria, que no salió adelante por el veto de Rusia y de China, aliados del Gobierno de Damasco. No es la primera vez que hay denuncias sobre el uso de armas químicas en Kafr Zita, ya que el pasado 11 de abril presuntamente se produjo otro ataque, del que las autoridades sirias y la oposición se culpan mutuamente.

A finales de ese mes, la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPAQ) anunció la constitución de una misión de investigación para estudiar ese y otros supuestos ataques con gas de cloro ocurridos las semanas anteriores. Hace tres días la misión conjunta de la ONU y OPAQ en el país árabe reveló que todas las reservas sirias de isopropanol, un producto que se puede utilizar para producir gas sarín, habían sido destruidas.

El 7.2 por ciento de los materiales químicos declarados por las autoridades sirias está aún pendiente de traslado al extranjero para su posterior eliminación. Responsables occidentales que apoyan la revuelta contra el régimen de Al Asad y grupos humanitarios ya habían señalado que Damasco era sospechosa de utilizar cloro en los ataques contra zonas controladas por la rebelión.

Estados Unidos afirma que estas acusaciones han sido probadas, y estos ataques estarían en contradicción con la Convención sobre Armas Químicas que Damasco se comprometió a respetar en el marco de un acuerdo sobre la destrucción de su arsenal de estas armas, obtenido gracias a la mediación de Washington y Moscú.

El organismo de vigilancia de la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPAQ) indicó el mes pasado que estudiará estos ataques y envió un equipo para investigar sobre el terreno.

De otra parte, las autoridades sirias elevaron hoy a 39 muertos y 205 heridos los muertos ayer en un ataque contra un acto electoral a favor del presidente sirio, Bashar al Asad, en la ciudad de Derá, en el sur del país. La televisión oficial siria señaló que el "ataque terrorista" se produjo contra una carpa electoral en el barrio de Al Matar, de esa localidad.

La emisora mostró imágenes grabadas después del ataque, que ocurrió por la noche, donde aparecían muchas de las víctimas tendidas en el suelo en medio de charcos de sangre. Según el OSDH, una brigada islamista lanzó el jueves por la noche un ataque contra "una carpa (instalada) en el barrio del aeropuerto, en el marco de la campaña de apoyo" a Asad.

El ataque también dejó 30 heridos. Anteriormente, el Observatorio Sirio de Derechos Humanos había informado de veintiún fallecidos y treinta heridos por el lanzamiento de un proyectil de mortero, por parte de un grupo rebelde islamista, contra un grupo de personas que estaban realizando campaña electoral en favor de Al Asad.

Según esta organización, entre los fallecidos hubo once civiles -entre ellos, un menor de edad-, seis milicianos progubernamentales miembros de los llamados comités populares y otras cuatro personas no identificadas. En declaraciones a la televisión estatal, el gobernador de Derá, Mohamed Jaled al Hanus, aseguró que la carpa estaba llena de civiles, entre ellos mujeres y menores, que habían acudido a expresar su apoyo a los comicios del próximo 3 de junio.

Al Hanus afirmó que los ciudadanos "está deseando acudir a las urnas con la esperanza de desembarazarse de los criminales y bandidos, que no saben más que de asesinatos y destrucción". Este ataque es el primero de esas características llevado a cabo por los insurgentes contra un acto de la campaña electoral, que comenzó el pasado 11 de mayo. A la votación concurre Al Asad, en el poder desde 2000, para acceder a un tercer mandato.

El mandatario se disputará la Presidencia con el diputado y miembro de la oposición tolerada Maher Abdel Hafez Hayar y el ex ministro Hasan Abdalá al Nuri. Más de 162 mil personas han perdido la vida desde el inicio del conflicto en Siria en marzo de 2011, según las últimas cifras del Observatorio.

Se trata del primer ataque contra un mitin electoral, lo que, para el director de esta ONG, Rami Abdel Rahman, constituye "un mensaje claro de que la inseguridad no permite organizar los comicios" en ninguna parte del país. La oposición siria en el exilio y varios países occidentales califican de "farsa" esta elección presidencial.

De otra parte, el Consejo de Estado, la más alta jurisdicción administrativa francesa, rechazó hoy el recurso presentado por 19 ciudadanos sirios residentes en Francia, que le pedían que anulara la decisión del gobierno de prohibirles votar en su embajada para la elección presidencial de su país.

El Consejo de Estado estimó que el litigio no es de su competencia, dado que la decisión del gobierno francés, que se basa en la Convención de Viena sobre las relaciones consulares, "no es separable de la conducción de las relaciones internacionales de Francia".

El abogado de los 19 sirios, Damien Viguier, había indicado que presentó ese recurso en su nombre porque "las autoridades francesas tomaron recientemente la decisión de oponerse a la organización de la elección presidencial siria el 28 de mayo en Francia". La elección presidencial tendrá lugar en Siria el 3 de junio, pero el voto de los sirios residentes en el extranjero está previsto el 28 de mayo.

En teoría, se trata de la primera elección presidencial del país en 50 años, dado que el actual presidente Bashar al Asad y su padre, Hafez al Asad, que dirigió el país con mano de hierro de 1970 a 2000, fueron nombrados al cabo de referendos. Se prevé que Bashar al Asad gane la elección, organizada en un país en conflicto desde hace tres años y calificada de "farsa" por las potencias occidentales y por la oposición siria en el exilio.

El abogado de los 19 sirios había precisado que éstos pedían "al Consejo de Estado que tome urgentemente todas las medidas necesarias para salvaguardar libertades fundamentales, en este caso el derecho de votar", contra el que la decisión del ministerio francés de Relaciones Exteriores "atenta gravemente y de manera manifiestamente ilegal".

Alemania también prohibió a los sirios residentes en su territorio que voten en su embajada, estimando que "no se trata de elecciones democráticamente legítimas". Según el abogado, Bélgica tomó una decisión similar.