Victoria del chavismo, "respuesta contundente" a desestabilización: Raúl Castro

El presidente cubano, ofreció en un discurso diálogo a Estados Unidos pero preservando la independencia y el sistema político vigente en la isla, y anunció que su gobierno trabaja en la ...
Para EU, Cuba es un estado que fomenta el terrorismo: en la imagen, Raúl Castro (i) y el primer vicepresidente, Miguel Diaz-Canel (d)
Raúl Castro (i) y el primer vicepresidente del Consejo de Estado, Miguel Diaz-Canel (d), saludan al concluir el discurso del mandatario (EFE)

La Habana

El presidente cubano, Raúl Castro, de 82 años, afirmó hoy que la victoria del chavismo en las elecciones municipales del 8 de diciembre es una "respuesta contundente ante los intentos desestabilizadores" en Venezuela. "El decisivo resultado alcanzado por las fuerzas revolucionarias, bajo la dirección del presidente Nicolás Maduro, en las elecciones municipales del 8 de diciembre en Venezuela constituye una respuesta contundente ante los intentos desestabilizadores de sus enemigos", dijo el mandatario en la clausura de la sesión parlamentaria anual en La Habana.

Esta victoria "demuestra la voluntad del gobierno y el pueblo venezolanos de preservar y defender las conquistas alcanzadas y el legado del jefe de la revolución bolivariana, Hugo Chávez Frías", agregó Raúl Castro. El chavismo logró un importante triunfo al lograr 255 de las 337 alcaldías que estaban en juego, aunque la oposición se adjudicó Caracas, Maracaibo y Valencia, las principales ciudades del país, y arrebató al oficialismo Barquisimeto y Barinas, capital del estado natal de Chávez.

Las declaraciones de Raúl Castro coinciden con la estancia de Maduro en La Habana, donde se reunió con el líder histórico Fidel Castro para conmemorar el 19 aniversario del primer viaje de Chávez a Cuba, según el sitio oficialista Cubadebate.cu. El presidente venezolano, que informó de su viaje en su cuenta de Twitter pero no precisó en qué día lo realizó, explicó que regaló a Fidel las obras completas del general irlandés Daniel Florencio O'Leary (1801-1854), que luchó con Simón Bolívar.

Además, dijo que el líder cubano "habló largamente recordando a Chávez", fallecido el 5 de marzo de cáncer. En una de las fotos que Maduro subió a la red social se ve a Castro, de 87 años y alejado del poder desde 2006 por motivos de salud, revisando la copia del mapa que el mariscal José de Sucre utilizó en la batalla de Ayacucho. El encuentro fue en la casa de Castro y ambos vestían ropa deportiva. Venezuela es, desde tiempos de Chávez, el principal aliado político y económico de Cuba.

Asimismo, Raúl Castro aseguró hoy que los cubanos de todas las generaciones preservaran la "obra de la revolución", en un discurso en que ofreció diálogo a Estados Unidos pero preservando la independencia y el sistema político vigente en la isla. "Ni nosotros, la llamada generación histórica de la revolución, ni las nuevas generaciones, permitiremos que se pierda la obra de la revolución", afirmó el presidente cubano al clausurar la segunda sesión anual del Parlamento.

El mandatario, que el 10 de diciembre pasado protagonizó un histórico apretón de manos con el presidente de Estados Unidos Barack Obama en Sudáfrica, ofreció a Washington un diálogo respetuoso de la independencia y el sistema político de Cuba, o "de lo contrario, estamos dispuestos a soportar otros 55 años en la misma situación". "No reclamamos a Estados Unidos que cambie su sistema político y social, ni aceptamos negociar el nuestro", enfatizó. Cuba y Estados Unidos no tienen relaciones diplomáticas desde 1961 y sostienen un enconado diferendo político .

"Si realmente deseamos avanzar en las relaciones bilaterales, tendremos que aprender a respetar mutuamente nuestras diferencias y acostumbrarnos a convivir pacíficamente con ellas", dijo. Castro rechazó los apremios que recibe de muchos sectores dentro y fuera de Cuba para acelerar las reformas económicas que lleva adelante "sin prisas, pero sin pausas" para "actualizar" el agotado modelo económico de estilo soviético. "No ignoramos que quienes nos apremian a acelerar el paso nos empujan al fracaso, a la desunión y a dañar la confianza y el apoyo del pueblo en la construcción del socialismo", advirtió Castro.

El mandatario recordó que "no pocas experiencias registra la historia acerca de los nefastos resultados que ocasiona violentar el ritmo y saltarse etapas lo cual, irremisiblemente, en lugar de adelantar en la materialización de un programa conduce al retroceso y la derrota". "Nunca admitiremos en la Cuba revolucionaria terapias de choque como las que estamos viendo en la rica y llamada culta Europa, que sumirían al país en un clima de división e inestabilidad que sirva de pretexto para aventuras intervencionistas contra la nación", aseguró.

Raúl Castro anunció también que su gobierno trabaja en la elaboración de un proyecto de ley para la inversión extranjera, que se someterá a la aprobación de la Asamblea Nacional del país el próximo mes de marzo. El general Castro desveló que el Consejo de Ministros ha aprobado perfeccionar la política para la inversión extranjera, un factor de "singular importancia para dinamizar el desarrollo económico y social del país", resaltó. "A partir de ello, se trabaja en la elaboración de un proyecto de ley en esta materia que queremos someter a una próxima sesión en la Asamblea Nacional que, según se acordó ayer, será en marzo como reunión extraordinaria para tratar este tema y otros más", añadió.

Raúl Castro no precisó detalles del contenido de esa nueva ley ni las novedades que supondrá respecto a la normativa ahora vigente. El presidente hizo este anuncio tras recordar el "enorme interés" que ha concitado la creación de la Zona Especial de Desarrollo del Mariel (ZEDM), "llamada a convertirse en un importante polo de atracción de la inversión extranjera y al mismo tiempo en polígonos de experimentación de modernas tecnologías y métodos de gestión empresarial en armonía con la preservación del medio ambiente".

A finales del mes de enero, Cuba inaugurará la primera etapa de la terminal de contenedores construida en el Puerto del Mariel, el corazón de esa zona especial de desarrollo, que ha contado con financiación del Gobierno de Brasil. El presidente cubano clausuró hoy el pleno ordinario de la Asamblea de Cuba (parlamento unicameral) que ha analizado la marcha económica del país y las reformas para "actualizar" el modelo socialista y que aprobó, entre otros, un nuevo Código de Trabajo, la principal normativa laboral de la isla.

La legislación sobre inversión extranjera vigente data de 1995, y en ella se prevé inversiones extranjeras en asociación con el Estado cubano, en función de aportar capital, tecnología y mercado, de los que Cuba carece. Sobre la deuda externa y recientes procesos de negociación con acreedores, en los cuales México y Rusia condonaron parte importante de las obligaciones de la isla, Castro dijo que "se continuó cumpliendo estrictamente con las obligaciones financieras asumidas".

"A ello también contribuyó el avance significativo obtenido en diferentes procesos de reestructuración de la deuda, todo lo cual propicia que la credibilidad internacional de la economía cubana prosiga su ascenso paulatino y seguro", dijo. Refirió que para 2014, la isla prevé un moderado crecimiento de la economía de 2.2%, debido a pronósticos de baja de los precios internacionales de sus principales productos de exportación, como el níquel y el azúcar, así como el alza de las cotizaciones de los alimentos que la isla importa. Castro precisó que esa proyección de 2.2% de aumento en el Producto Interno Bruto "no nos satisface en lo absoluto".