Víctimas de Aurora demandan a empresas que vendieron armas por internet

Una asociación opuesta a la proliferación de armas de fuego en EU se querelló contra cuatro empresas que vendieron munición a James Holmes, que mató a 12 personas en un cine en Colorado en 2012.
James Holmes, autor de la masacre del cine en Aurora, durante una sesión del juicio en Denver
James Holmes, autor de la masacre del cine en Aurora, durante una sesión del juicio en Denver (EFE)

Denver

Una organización nacional opuesta a la proliferación de armas de fuego en Estados Unidos presentó hoy una demanda judicial contra cuatro empresas que vendieron munición por internet al acusado de la matanza de 2012 en Aurora, Colorado (EU).

El Centro Brady de Prevención de Violencia de Armas de Fuego interpuso la demanda en nombre de Sandy y Lonnie Phillips, padres de Jessica Ghawi, de 24 años, una de las doce víctimas del presunto autor de la matanza, James Holmes.

"Esta demanda alega que los sitios de Internet negligentemente proveyeron a Holmes el arsenal que él usó para matar a doce personas y herir a otras 58, porque no usaron ningún mecanismo para determinar la identidad o la intención de esos productos", dice un comunicado difundido por el Centro Brady.

"Era altamente previsible para los acusados que sus potenciales clientes incluirían a personas con intenciones criminales, incluyendo a personas como James Holmes", afirma el Centro Brady.

La demanda fue presentada contra Lucky Gunner de Knoxville, Tennessee; Bullet Proof Body Armor de Tempe, Arizona; BTP Arms de New Oxford, Pennsylvania; y Sportsman's Guide de South St Paul, Minnesota.

Los abogados del Centro Brady y dos abogados de Denver llevarán adelante estas acciones legales que, entre otros elementos, revelan que Holmes habría comprado 4,300 municiones de Lucky Gunner y 700 municiones y un portamuniciones con capacidad para 100 balas de Sportsman's Guide.

Las granadas de gas lacrimógeno aparentemente usadas en el ataque serían de BTP Arms, y los chalecos antibalas que Holmes vestía provendrían de Bullet Proof Body Armor. Según la fiscalía a cargo del caso, una de las armas que habría usado Holmes en el ataque se atascó, impidiéndole así continuar con la matanza.

La fiscalía había revelado ya que Holmes también compró cuatro armas de fuego y otro equipo en otros sitios de Internet, que no figuran en la lista de los demandados.

El comunicado del Centro Bradley indica que la demanda presentada hoy en Denver es parte de la estrategia presentada por esa organización a principios de este mes de enfocarse en los vendedores de armas a los que el Centro Bradley califica de "manzanas podridas".

La selección de jurados para el juicio contra Holmes comenzará el próximo 8 de diciembre. En las audiencias preliminares, Holmes se declaró no culpable por razones de demencia y la fiscalía anunció que pedirá la pena de muerte.