Vicecanciller alemán acusa a la Unión de la canciller de "impotencia"

Seehofer volvió a arremeter ayer contra Merkel, sin citarla explícitamente, al acusarla de claudicar ante lo evidente.

Berlín

El vicecanciller y titular de Economía alemán, el socialdemócrata Sigmar Gabriel, acusó hoy a la Unión de cristianodemócratas (CDU) y socialcristianos bávaros (CSU) liderada por la canciller Angela Merkel de "impotencia" a la hora de afrontar la crisis de los refugiados.

El ministro afirmó que la CDU y la CSU hacen un doble juego, y dijo que la Unión vacila entre el credo incondicional de Merkel de "podemos afrontarlo" y la exigencia de "cerrar las fronteras" del líder socialcristiano y jefe de Gobierno de Baviera, Horst Seehofer.

"Lo cierto es que ambas respuestas expresan de hecho impotencia", dijo Gabriel en Maguncia durante un congreso del Partido Socialdemócrata Alemán (SPD) para debatir perspectivas, impulsos e ideas para los próximos diez años.

El vicecanciller advirtió de que su partido no debe entrar "en este doble juego" de la Unión y, por el contrario, ofrecer recetas para la integración de las personas.

"Sus adversarios más duros no están en nuestras filas sino, como tantas otras veces, en la CDU y la CSU", dijo Gabriel en un mensaje dirigido a la canciller.

Después de amenazar esta semana con recurrir al Tribunal Constitucional si el Gobierno federal no toma medidas concretas para detener el flujo de refugiados al país, Seehofer volvió a arremeter ayer contra Merkel, sin citarla explícitamente, al acusarla de claudicar ante lo evidente.

Decir que no es posible proteger de forma efectiva los 3 mil kilómetros de fronteras exteriores de Alemania es "una capitulación del Estado de derecho ante la realidad", dijo en relación a unas declaraciones en este sentido hechas por la canciller a la televisión pública ARD.

Gabriel, por su parte, señaló que también Merkel sabe que Alemania a la larga no puede acoger cada año sin reservas a más de un millón de personas.

De esta manera volvió a insistir en su convencimiento de que el país recibirá este año una cifra de solicitantes de asilo superior a los 800 mil que pronostica el ministro del Interior, el cristianodemócrata Thomas de Maizière.

"En las semanas pasadas hubo muchos días en los que fueron decenas de miles los que huyeron hasta aquí. Alemania recibirá este año más de un millón de refugiados", dijo.

El ministro del Interior de Baviera, Joachim Herrmann, citó ayer cifras oficiales según las cuales en las cinco semanas posteriores al 5 de septiembre, fecha en la que Merkel permitió la entrada sin registros de solicitantes de asilo desde Hungría, llegaron a Alemania 340 mil peticionarios.