Leopoldo López comparece para apelar su condena

El opositor venezolano, condenado a casi 14 años de prisión, fue acusado en 2014 de asociación para delinquir, incendio intencional, instigación pública y daños a la propiedad pública.
Medio centenar de simpatizantes llegaron con fotos del opositor y pancartas que rezaban "Leopoldo. Libertad ya" y "Querer una mejor Venezuela no es delito".
Decenas de simpatizantes llegaron con fotos del opositor y pancartas que rezaban "Leopoldo. Libertad ya" y "Querer una mejor Venezuela no es delito". (AFP)

Caracas

Leopoldo López, el más radical y emblemático de los opositores al gobierno de Nicolás Maduro, comparece ante la justicia venezolana en una audiencia de apelación de su condena a casi 14 años de cárcel, acusado de asociación para delinquir, incendio intencional, instigación pública y daños a la propiedad pública.

López fue llevado desde la prisión militar de Ramo Verde, en las afueras de Caracas, a los tribunales de Justicia, en el centro de la ciudad, confirmaron los abogados defensores, sin que hasta ahora haya sido visto por la prensa, que espera en las afueras del complejo judicial.

Las autoridades permitieron ingresar al Palacio de Justicia a la madre de López, Antonieta Mendoza, y al abogado venezolano Juan Carlos Gutiérrez, pero no a los asesores españoles de la defensa.

"La audiencia ya comenzó. Fue una tramoya que montaron, impidieron la entrada de parte de su equipo de defensa y llenaron la sala de afectos del gobierno", dijo el diputado opositor Freddy Guevara en las afueras de la corte.

Medio centenar de simpatizantes llegaron desde temprano con fotos del opositor y pancartas que rezaban "Leopoldo. Libertad ya" y "Querer una mejor Venezuela no es delito".

Poco después, un grupo de chavistas acudió al lugar: "¡Acá el que manda es Maduro!", "¡Leopoldo, asesino!", gritó un hombre con una pancarta con la foto del presidente.

De 45 años, López fue condenado en septiembre de 2015 por cargos de incitación a la violencia en las protestas, entre febrero y mayo de 2014, que dejaron 43 muertos, y que buscaban la renuncia de Maduro tras las elecciones que ganó por estrecho margen en 2013.

López fue encarcelado en febrero de 2014 y se convirtió en el símbolo de los opositores venezolanos presos -que la disidencia cifra en un centenar-, entre ellos el alcalde de Caracas, Antonio Ledezma, y el ex alcalde de San Cristóbal (oeste) Daniel Ceballos.

"Que se haga justicia"

La defensa alega que López fue condenado por motivos políticos y con pruebas "manipuladas", violando sus derechos procesales, y que la justicia está al servicio del gobierno.

Previo a la audiencia, que había sido cancelada en dos ocasiones en junio y julio, el abogado Gutiérrez aseguró a la AFP que insistirá en "que se haga justicia y se revise la sentencia, porque Leopoldo es inocente".

El jurista Javier Cremades, asesor español de la defensa junto a Alberto Ruiz-Gallardón, acusó a las autoridades de "jugar con los derechos" del acusado.

"Estamos profundamente decepcionados de que se nos haya negado el derecho de acceso a la audiencia (...) Jamás la justicia puede estar al servicio del poder político", dijo Ruiz-Gallardón, al señalar que se trata de un "proceso opaco" en el que "el ingreso de observadores internacionales fue vetado".

Lilian Tintori, esposa de López, criticó que las autoridades hayan convocado "a una audiencia inesperada en tiempo récord", a última hora.

"Leopoldo lleva semanas aislado y además le robaron sus escritos para su defensa. Y a pesar de eso, aún no lo conocen: no lo quebrarán", dijo Tintori al referirse a la denuncia de la familia y la defensa de que agentes le confiscaron a López en su celda documentos para su apelación.

¿Caso de López en el diálogo?

Cremades consideró que el diálogo entre oposición y gobierno impulsado por una comisión de exmandatarios, encabezada por el exjefe de gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero a instancias de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), ha influido en la convocatoria a la audiencia.

"Estoy seguro que en el proceso de diálogo se está hablando de esta cuestión, pero nosotros creemos que lo primero son los derechos humanos", afirmó.

La coalición Mesa de la Unidad Democrática (MUD) pide que un eventual diálogo con el gobierno allane el camino a un referendo revocatorio contra Maduro, pues acusa a las autoridades electorales de aliadas del mandatario y de buscar impedir que la consulta sea este año.

Si el presidente pierde el referendo se llamaría a elecciones, pero si la consulta se hace en 2017 sería sustituido por el vicepresidente, designado por él.

La oposición exige el acompañamiento del Vaticano a la mediación para el diálogo, lo cual fue aceptado por el gobierno, dijo el jueves en Caracas el secretario general de la Unasur, Ernesto Samper.

"Leopoldo López es un preso político. Y hasta que no se liberen todos los presos políticos no se puede iniciar" la reconciliación, opinó el analista Luis Vicente León, presidente de Datanálisis.

El opositor Henrique Capriles, considerado del ala moderada de la MUD, aseguró que López debería quedar en libertad este viernes como un gesto hacia el diálogo.


JA