Maduro busca solución económica en China

Según analistas venezolanos, se requieren más de 20 mil millones de dólares solo este año para atender las necesidades financieras.
El mandatario sudamericano dialoga con funcionarios chinos.
El mandatario sudamericano dialoga con funcionarios chinos. (EFE)

Pekín

El presidente venezolano, Nicolás Maduro, se reunió ayer en China con bancos y empresas en busca de apoyo financiero para paliar la caída de los ingresos petroleros, mientras los venezolanos están a la expectativa de otra eventual devaluación.

El viaje es clave para el heredero político de Hugo Chávez: Venezuela está en recesión luego de tres trimestres de contracción del PIB, la inflación galopa y el petróleo, principal producto de exportación y fuente de 96% de las divisas que ingresan al país, está en franca caída.

La popularidad de Maduro apenas alcanza 22.6% en un año de elecciones legislativas, según una encuesta de la consultora Datanálisis, elaborada en diciembre pasado, en un contexto de escasez de un tercio de los productos básicos.

Además, 86% de la población considera negativa la situación del país, lo que resta adeptos al chavismo, indica Datanálisis.

Analistas locales esperan que el presidente busque ampliar el respaldo chino a las finanzas venezolanas. Pekín ya ha acordado créditos por 42 mil millones de dólares con Venezuela.

Maduro sostuvo ayer reuniones en Pekín con los presidentes del Banco de China y de la petrolera estatal CNPC, informaron fuentes oficiales venezolanas. Más tarde se entrevistó con su par chino, Xi Jinping.

"Las necesidades de financiamiento de Venezuela son mayores a 20 mil millones de dólares en 2015", afirma el economista Asdrúbal Oliveros, de la consultora Ecoanalítica. Oliveros advierte que "China se ha mantenido escéptica" a ampliar su ayuda por "el uso y la transparencia con que se manejan esos recursos, por el incumplimiento venezolano en los despachos de crudo y por la falta de un plan estructurado de ajuste económico, claramente necesario en la coyuntura actual".

Venezuela amortiza parte de los créditos con petróleo y, según datos oficiales, ya ha cancelado 24 mil millones del total que le fue prestado.

El economista Francisco Faraco duda de las posibilidades de Maduro de conseguir nuevos recursos, pues el gobierno chino le va a exigir "garantías reales de crédito".

En Venezuela, en tanto, los economistas prevén que el gobierno podría recurrir a una nueva devaluación para descomprimir el control de cambios que rige desde 2003. La última fue en febrero de 2013. Maduro anunció el pasado 30 de diciembre un "nuevo sistema cambiario".

Pero hasta ayer solo se había conocido una modificación por la cual la estatal PVSA podrá vender las divisas obtenidas por exportaciones en convenios de suministro a tasas de cambio más altas que la oficial. Actualmente el dólar cuesta 30 veces más en el mercado ilegal que en el oficial.

Un aumento del precio del dólar oficial en la economía venezolana previsiblemente se traducirá en alzas de precios, por la dependencia del país petrolero de la importación de alimentos y medicinas, entre otros rubros.

Algunos economistas también señalan que el gobierno debería echar mano a medidas impopulares como un ajuste del precio de la gasolina, la más barata del mundo en el país con mayores reservas de crudo.

En Venezuela el litro de gasolina cuesta 0.015 de dólar, mientras que una botella de agua mineral de un litro cuesta dos dólares.

En su gira, que comenzó en Rusia, Maduro se reunirá con representantes de países de la OPEP (Organización de Países Exportadores de Petróleo), ante la cual defiende un recorte de producción de crudo que incida en los precios.

Se quedan sin papas

-Las más de cien franquicias de McDonald's en Venezuela se quedaron sin papas fritas y ahora sirven alternativas como yuca frita y arepas.

-Las franquicias de McDonald's culpan de la situación a una disputa contractual con trabajadores de los muelles de la costa oeste por detener la exportación de papas congeladas al país.

-McDonald's informó que está trabajando por solucionar la escasez. El lunes un portal noticioso auspiciado por el gobierno publicó una noticia en que asegura que la situación "no tiene nada que ver con las políticas del gobierno".