Venezuela pone en marcha tercer esquema cambiario

Con el esquema, el gobierno espera bajar el cambio paralelo ilegal, que llegó a cotizarse más de diez veces el cambio oficial único que existió hasta el año pasado mientras el líder opositor ...

Caracas

El gobierno venezolano puso hoy en funcionamiento un tercer sistema para solicitar divisas dentro del control de cambio con once años de vigencia, lo que representa la mayor depreciación de la moneda nacional en la historia, dijeron analistas. El llamado Sistema Cambiario Alternativo de Divisas II (Sicad II) comenzó a operar con supervisión del Banco Central de Venezuela (BCV) y el Ministerio de Economía, Finanzas y Banca Pública.

 
Con el esquema, el gobierno espera bajar el cambio paralelo ilegal, que llegó a cotizarse más de diez veces el cambio oficial único que existió hasta el año pasado. Las primeras operaciones del Sicad II fueron tramitadas en la jornada y generaron una paridad de 51.86 bolívares por dólares. La tasa se acercó al dólar paralelo, que rondaba los 57 bolívares, tras una caída desde los 87 bolívares en dos semanas ante las expectativas del nuevo esquema.

El nuevo tipo de cambio se fijará por la oferta y demanda en un mercado en el que podrán participar entes públicos y privados, que a través de bonos (permuta) podrán acceder a los dólares, según las reglas. El gobierno dijo que el esquema fue creado para "garantizar el acceso a moneda extranjera en el país y constituye el tercer eslabón de un nuevo régimen cambiario que permitirá proteger la economía nacional".

El Sicad II se suma entonces al cambio preferencial de 6.3 bolívares por dólar, que está reservado para sectores de alta prioridad como importaciones de alimentos y medicinas, y el Sicad I, que es una subasta de dólares en el que intervienen otros sectores y cuya tasa es de 10.80 bolívares, en el cual se ofrecen 220 millones de dólares por semana. El gobierno dijo que para los tres esquemas hay un presupuesto de 42 mil millones de dólares en el año.

El líder opositor Henrique Capriles afirmó que las operaciones del Sicad II representan una "megadevaluación", en relación con el tipo de cambio oficial de 6.30 bolívares por dólar. "Megadevaluación es un golpe muy duro al ingreso de todos los venezolanos. El gobierno no quiere que se hable de esto, no dejemos que lo logren", escribió en su cuenta de Twitter. "Si la devaluación se mide en relación al cambio de 6.30 bolívares por dólar, el aumento es 773 por ciento. ¿Cómo le decimos a este lunes?", preguntó.

"Hoy 24 marzo 2014, el tipo de cambio pasó de 11 (Sicad I) a 52 bolívares: aumento de 400 por ciento. Lunes negro, el paquetazo que meten aprovechando la conflictividad (política por las protestas contra el gobierno). Hoy, lunes negro de Nicolás; nuestro país pasa a tener el salario mínimo más bajo de nuestra América Latina después de Cuba", señaló. La depreciación del cambio ocurre en medio de una inflación de 56 por ciento en los últimos 12 meses y niveles de escasez sin precedentes.

El economista y analista financiero Orlando Ochoa estimó que aunque el gobierno lo niegue se presentó una "macrodevaluación". "Tasa promedio ponderada de Cadivi (oficina de control cambiario) y Sicad I es 6.85 bolívares por dólar. Tasa de referencia Sicad 2 de hoy, 51.86, es 657 por ciento más alta: Macrodevaluación", dijo. El economista y profesor universitario José Guerra, ex gerente del BCV, señaló que todo indica que hubo una "macrodevaluación" en las operaciones del Sicad II.

A su vez, el analista económico José Piña destacó que con el nuevo esquema cambiario se completa la ecuación que permitirá cubrir la demanda nacional de divisas. "El Sicad II está destinado a incidir en el mercado de las divisas, por ser un mecanismo legal y transparente. De este modo no habrá pretexto ni necesidad de ir a un mercado ilegal para adquirir las divisas", aseveró.

Las autoridades económicas recalcaron que no se trata de liberar el mercado, sino establecer un sistema donde sectores económicos podrán comprar divisas necesarias para operar.