Venezuela tacha de "injerencista" comunicado de EU sobre opositores

Washington se había declarado "preocupado" por la "falta de garantías judiciales" para opositores que están siendo juzgados, mientras al menos 20 personas fueron detenidas hoy en protestas en Caracas.
Nicolás Maduro, y a su esposa Cilia Flores, durante un acto con el sector juvenil del Partido Socialista Unido (PSUV), en Caracas
Nicolás Maduro, y a su esposa Cilia Flores, durante un acto con el sector juvenil del Partido Socialista Unido (PSUV), en Caracas (EFE)

Caracas

El gobierno venezolano acusó hoy a Estados Unidos de "injerencista" luego de que la víspera el Departamento de Estado se declarara "preocupado" por "falta de garantías judiciales" para dirigentes opositores que son sometidos a juicio en Venezuela.

El gobierno "rechaza categóricamente el comunicado injerencista emitido por el Departamento de Estado de los Estados Unidos (...) plagado de mentiras e imprecisiones que pretenden distorsionar ante la comunidad internacional la realidad de nuestro país", señaló un comunicado.

El jueves, el Departamento de Estado señaló que está "profundamente preocupado por la falta del debido proceso o de garantías de un juicio justo para personas detenidas en relación con las protestas en Venezuela".

El documento se refería a los juicios que se le siguen a dirigentes opositores, entre ellos el radical Leopoldo López, en prisión desde hace casi siete meses y sometido a juicio acusado de incitar a la violencia en las protestas antigubernamentles, que de febrero a mayo dejaron 43 muertos.

Sin referirse en específico a estas observaciones, el gobierno venezolano sostuvo que en la Constitución se consagran "los principios más avanzados del respeto a los derechos humanos". El comunicado acusó además a Estados Unidos de violar "de manera sistemática los derechos humanos de la población y de otros pueblos del mundo".

Venezuela, que sostiene tensas relaciones con Estados Unidos que llevaron al retiro de embajadores en 2010, ha acusado a grupos conservadores estadunidenses de apoyar y fomentar las protestas opositoras y presuntas acciones para debilitar al gobierno de Nicolás Maduro.

No obstante estas diferencias, Estados Unidos sigue siendo el mayor comprador del crudo de Venezuela, que cuenta con las mayores reservas petroleras del mundo.

De otra parte, al menos 20 personas fueron detenidas por cuerpos de seguridad durante pequeñas manifestaciones ocurridas hoy en una urbanización del sureste de Caracas, cuando se conmemoraron siete meses del comienzo de las protestas estudiantiles contra el presidente venezolano, Nicolás Maduro.

Reportes de la prensa local indican que la Guardia Nacional usó gases lacrimógenos para evitar que un grupo de manifestantes cerrara las calles y bloqueara el paso en la urbanización Bello Monte. Los jóvenes detenidos durante el enfrentamiento se encuentran en una base militar de la capital, según la ONG Foro Penal.

Las manifestaciones que comenzaron el 12 de febrero y se prolongaron hasta mayo en diversas regiones del país dejaron un saldo de 43 muertos, cientos de heridos y más de 1,500 personas con procesos judiciales pendientes o medidas cautelares.

Las protestas fueron en reclamo por los altos índices de criminalidad, la inflación -que ya escaló hasta el 63%-, la corrupción en la administración pública y la escasez de productos básicos, medida por el gobierno en uno de cada cuatro rubros.

Entre los detenidos durante estas protestas está el dirigente opositor de derecha Leopoldo López, quien lleva casi siete meses encarcelado en una prisión militar en las afueras de Caracas, acusado por la Fiscalía de incitar a la violencia en las manifestaciones. Hasta el momento no ha habido un reporte oficial de las autoridades sobre los detenidos de hoy.