Venezuela extiende por 15 días más régimen de dos días laborables

La gobernadora del estado Cojedes dijo que la medida se extendía "debido a que las lluvias que esperábamos no fueron suficientes".
El presidente de Venezuela Nicolás Maduro y su esposa Cilia Flores (i) durante un acto de gobierno en Caracas
El presidente de Venezuela Nicolás Maduro y su esposa Cilia Flores (i) durante un acto de gobierno en Caracas (EFE)

Caracas

El gobierno de Venezuela informó que decidió extender por 15 días más el decreto que lanzó el pasado 26 de abril en el que se obliga a la administración pública a trabajar solo los días lunes y martes, como medida de ahorro energético en el marco de la sequía que sufre el país.

La gobernadora del estado Cojedes, Erika Farías, informó desde el palacio presidencial de Miraflores que la medida se extendía "debido a que las lluvias que esperábamos no fueron suficientes".

"Vamos a seguir esperando para tener las condiciones óptimas y poder prestar el mejor servicio a nuestro pueblo", dijo en una alocución transmitida por el canal estatal VTV.

Farías también indicó que se mantendrá la suspensión de clases en escuelas públicas y privadas los días viernes.

"Le pedimos a nuestro pueblo la mayor compresión y seguir con el plan de utilización racional del servicio eléctrico y de agua", indicó.

Otra de las medidas que ha tomado el Gobierno frente a la crisis, y que rige desde el pasado 1 de mayo, fue el adelanto en 30 minutos de la hora nacional, con lo que la diferencia respecto de la hora internacional GMT (sigla en inglés de Greenwich Mean Time) se redujo de cuatro horas y media a solamente cuatro.

Para intentar reducir el consumo eléctrico y de agua y encarar la crisis, el Gobierno decretó previamente los racionamientos, de los que excluyó a Caracas.

También que los centros comerciales operen en horarios restringidos y generen con equipos propios parte de la electricidad que utilizan, entre otras disposiciones.

La generación hidroeléctrica aporta 60 por ciento de la electricidad de Venezuela, cuyos casi 30 millones de habitantes registran un consumo promedio de 15 mil 500 megavatios por hora.