Capriles llama a conformar "comando de defensa"

La propuesta busca "dejar a un lado la agenda política y de violencia en la que quiere meternos el gobierno, para concentrarnos en los problemas sociales", afirmó el opositor.
Henrique Capriles, líder opositor venezolano
Henrique Capriles, líder opositor venezolano (AP)

Caracas

El líder opositor venezolano Henrique Capriles llamó este lunes a conformar un "comando de defensa del pueblo" para multiplicar los mensajes que exigen cambios en el país y demandan soluciones al gobierno del presidente Nicolás Maduro.

La propuesta busca "dejar a un lado la agenda política y de violencia en la que quiere meternos el gobierno, para concentrarnos en los problemas sociales", indicó Capriles, ex candidato presidencial y gobernador del estado Miranda, en una comunicación difundida a través de su cuenta en Twitter y en su blog.

La intención de Capriles es que la población civil se organice, se reúna y analice sus problemas para presentar sus propuestas y exigencias al gobierno, así como para difundir el mensaje de que el país necesita cambios luego de 15 años gobernado bajo los principios socialistas de la denominada "Revolución Bolivariana", creada por el fallecido expresidente Hugo Chávez.

En las últimas cuatro semanas miles personas, en su mayoría estudiantes y residentes de barrios de clase media y miembros de la oposición, se manifestaron en las calles y redes sociales para quejarse por la inflación, que concluyó 2013 en más de 56%, la delincuencia y la escasez de productos básicos. En algunos estados, como Carabobo, las protestas se extendieron a los barrios populares.

Los enfrentamientos entre manifestantes y agentes de la Guardia Nacional han dejado 18 muertos y más de 260 heridos.

Capriles, del partido Primero Justicia, rechazó participar la semana pasada de la denominada "conferencia de paz" organizada por Maduro a fin de buscar soluciones a las demandas de los manifestantes. Consideró que el gobierno no mostraba una voluntad clara de fomentar la paz.

En su comunicación, Capriles propone que los comandos de defensa estén conformados por tres miembros, quienes a su vez reúnan a otro 10 integrantes cada uno, a fin de coordinar sus discusiones y acciones.

El gobernador opositor, un abogado de 41 años, distribuyó su propuesta luego de que el domingo miles de estudiantes y profesionales protestaron contra el gobierno en una plaza de un barrio de clase media en el municipio de Chacao, gobernado por la oposición.

La capital venezolana amaneció el lunes con el sopor generado por un largo asueto de siete días promovido por el gobierno por fiestas de carnaval, mientras estudiantes y grupos opositores tienen previsto manifestarse frente a la sede de la Organización de Estados Americanos para pedir que analice la situación del país.

Mientras el centro de Caracas ha estado semiparalizado por el cierre de los negocios comerciales con motivo del asueto, miles de vacacionistas han viajado desde el fin de semana en sus vehículos o en autobuses del gobierno a las playas más cercanas.

Maduro aseguró el domingo que el país está en paz y ha insistido en diversas ocasiones en que las protestas representan un intento de la "derecha fascista" para promover un "golpe de Estado continuado" y una intervención externa con apoyo de Estados Unidos.

De manera paralela al mensaje de Capriles, el líder del partido opositor Voluntad Popular, Leopoldo López, hizo un llamado a los grupos sociales y políticos a "que juntos articulemos un movimiento de fuerza popular para hacer realidad nuestras exigencias". No detalló cómo se estructuraría ese movimiento.

López se encuentra detenido desde el 18 de febrero en una cárcel militar por su supuesta vinculación con los hechos de violencia desatados durante una manifestación de estudiantes en la que murieron dos personas. El mensaje fue leído en un video por Carlos Vecchio, coordinador político de Voluntad Popular, y fue distribuido la madrugada del lunes en Youtube y otras redes sociales por el partido político y por Lililan Tintori, esposa de López.

"No hay ninguna razón para claudicar nuestra lucha. No podemos rendirnos", dice el mensaje leído a nombre López, en el que el dirigente exige, como condición para que cesen las protestas, el encarcelamiento de funcionarios por supuesta corrupción, la renuncia de la fiscal y del ministro de Interior, la liberación de todos los presos por motivos políticos, el procesamiento de los responsables de la represión durante las manifestaciones y la elección de un nuevo contralor y los magistrados del tribunal supremo de justicia.