Oposición exige respetar las firmas para referendo

La MUD exige al CNE fijar la fecha para la validación de las rúbricas entregadas el 2 de mayo a fin de que cada elector asista para ratificar su petición.
En una protesta convocada por la MUD, los ciudadanos estamparon sus firmas sobre banderas tricolores para exigir respeto a su decisión.
En una protesta convocada por la MUD, los ciudadanos estamparon sus firmas sobre banderas tricolores para exigir respeto a su decisión. (AFP)

Caracas

La oposición venezolana realizó otra manifestación para exigir respeto a las firmas de los electores recolectadas para solicitar un referendo contra el presidente Nicolás Maduro, a fin de presionar una respuesta sobre la verificación de esas rúbricas.
La protesta fue convocada por la alianza opositora Mesa de Unidad Democrática (MUD) en todas las plazas centrales del país y en Caracas se efectuó en la plaza Brión, en el este de la ciudad, donde los ciudadanos estamparon sus firmas en largos pliegues de papel y sobre banderas tricolores.
Bajo una enorme bandera de Venezuela, los manifestantes pidieron respeto a sus firmas, en momentos en que se realizaba una reunión de la directiva del Consejo Nacional Electoral (CNE), que es blanco de críticas por la lentitud en la validación de las firmas.
"Mi firma sí vale", gritaban los manifestantes en la plaza y la exclamación fue repetida en varias ciudades del país.
La oposición reclama al CNE que fije la fecha para la validación de las firmas entregadas el 2 de mayo, un total de 1.850.000, a fin de que cada elector concurra para ratificar su petición.
La exigencia en esta etapa de es 195.721 firmas, lo que representa el uno por ciento del padrón electoral y, según la oposición, la validación tuvo que realizarse en los cinco días siguientes a la entrega.
El referendo revocatorio puede activarse antes de finalizar el año, ya que el mandato de Maduro de seis años llegó a la mitad.
Los venezolanos ensayaron una consulta de este tipo en 2004, la cual fue ganada por el entonces presidente Hugo Chávez. Maduro llegó al poder tras la muerte de Chávez (5 de marzo de 2013), con una estrecha victoria en abril de 2013 sobre el opositor Henrique Capriles.
La oposición convocó para mañana a una nueva manifestación hacia el CNE, a fin de que los dirigentes de la MUD sean respaldados en una reunión con el directorio del órgano electoral.
"Nosotros no le pedimos paciencia al pueblo, le pedimos firmeza para alcanzar nuestro objetivo. Nuestro objetivo no es ganarle la guerra al gobierno, sino ganarle la paz. Para eso es indispensable la unión, ejercer presión y solo lo lograremos si estamos unidos", dijo el secretario ejecutivo de la MUD, Jesús Torrealba.
El "tiempo que gana el gobierno es tiempo que pierden los venezolanos ante la inmensa crisis que agobia al pueblo", agregó.
Torrealba exhortó a Maduro a no refugiarse en un discurso de supuestas agresiones y sanciones contra Venezuela, pues el Gobierno recibió miles de millones de dólares cuando el barril de petróleo estaba en 100 dólares y ahora "los venezolanos no tenemos alimentos ni medicinas y queremos salir de esto mediante un mecanismo democrático y constitucional, que es el referendo".
Señaló que el CNE ha suspendido cinco veces una reunión para tratar la validación de las firmas, lo que definió como un recurso para retrasar el proceso.
El diputado Alfonso Marquina señaló que el CNE tiene que fijar el proceso de validación de firmas y lo acusó de convertirse en un obstáculo para que los venezolanos "ejerzan sus derechos constitucionales".
La MUD emitió una declaración en la que señaló que en vista de la posible realización mañana de la reunión con el CNE para fijar la validación de las firmas, reiteraba su protesta sobre las violaciones de su propio reglamento por parte del ente electoral.
"Estas acciones son la continuidad de las ya realizadas antes, y a su vez serán antesala de muchas otras que también realizaremos para defender el derecho del pueblo a revocar el hambre, la falta de medicinas, los apagones, la falta de agua y la inseguridad", dijo.