Venezolanos se equivocaron al votar por Chávez: Vargas Llosa

Para el escritor, lo que ocurre en Venezuela es un "anacronismo", en el que el gobierno impulsa un modelo "socialista".

Caracas

Los venezolanos se equivocaron al dar su apoyo masivo en las urnas al fallecido ex presidente Hugo Chávez, que tras 14 años de gobierno dejó un "modelo fracasado" y una "catástrofe económica", afirmó ayer en Caracas el escritor peruano Mario Vargas Llosa.

"Los pueblos se equivocan, todos se equivocan. Yo creo que los venezolanos se equivocaron en todas las elecciones en que le dieron ese respaldo masivo al comandante Chávez, que les proponía una política totalmente insensata y catastrófica", aseguró el premio Nobel en rueda de prensa durante el foro "América Latina: la libertad es el futuro", por los 30 años del Centro de Divulgación del Conocimiento Económico (Cedice), donde hoy tendrá una intervención.

Ante las protestas callejeras iniciadas hace más de dos meses contra el presidente Nicolás Maduro, heredero de Chávez, fallecido en marzo de 2013, el gobierno reivindica más de una docena de victorias electorales como muestra del apoyo popular que posee desde que su máximo líder llegó al poder en 1999.

Pero el autor de la Fiesta del Chivo y La ciudad y los perros estimó que las protestas -que han causado 41 muertos- surgen ante la "catástrofe económica" en el país, con la inflación más alta de Latinoamérica y una aguda escasez de productos básicos, pese a poseer las mayores reservas de petróleo mundiales.

Para Vargas Llosa, lo que ocurre en Venezuela es un "anacronismo", en el que el gobierno impulsa un modelo "socialista".

"Es sorprendente que el país más rico de América Latina y uno de los más ricos del mundo se haya empeñado en retroceder más y más y se haya acercado a los ejemplos más patéticos de Cuba y Corea del Norte, que son la última expresión, fracasos vivientes, satrapías impresentables", aseveró.

Vargas Llosa se mostró partidario de un diálogo "auténtico", entre gobierno y oposición, que busque "realmente una forma de reconciliación de la sociedad venezolana" y que no se convierta en "un pretexto que usa el régimen para darse un respiro".

El escritor también insistió en que los países de la región han tenido una "actitud de cobardía" por no solidarizarse con las protestas opositoras en Venezuela, pero consideró que estas movilizaciones gozan de una "franca simpatía popular en América Latina".

Con sus palabras, aclaró el escritor, no busca "provocar a nadie", sino subrayar cosas que le parecen "equivocadas" y que le hacen "un enorme daño" a un país por el que siente un profundo cariño.