El Vaticano designa asistente para los Legionarios de Cristo

Aunque se había dicho que el asistente no tendría "ni voz, ni voto", su trabajo será el de asesorar al gobierno general durante los próximos años.

Ciudad del Vaticano

Los Legionarios de Cristo informaron que será el sacerdote jesuita italiano Gianfranco Ghirlanda el asistente designado por la Santa Sede para seguir de cerca la nueva etapa de la congregación.

La oficina de prensa del instituto religioso en Roma confirmó que el nombre del asesor fue dado a conocer por João Braz de Aviz y José Rodríguez Carballo, respectivamente prefecto y secretario de la Congregación para los Institutos de Vida Consagrada y Sociedades de Vida Apostólica del Vaticano.

Ellos se reunieron la noche del jueves en Roma con el director general de la Legión, Eduardo Robles-Gil, y con los integrantes de la cúpula. Además cenaron con la comunidad del Centro de Estudios Superiores de los legionarios en Roma.

Aunque el portavoz del Vaticano, Federico Lombardi, había aclarado que el asistente no tendría "ni voz, ni voto", ahora la misma congregación precisó que su trabajo será el de asesorar al gobierno general durante los próximos años.

Entre otras cosas se encargará de vigilar que se pongan en práctica los nuevos estatutos internos de la Legión, conocidas como Constituciones y a las cuales la Santa Sede hizo precisiones que se deben integrar antes que las apruebe definitivamente.

Las renovadas Constituciones fueron el producto principal del proceso interno de reforma que inició en 2010 por voluntad del entonces Papa Benedicto XVI. El objetivo era modificar los antiguos estatutos, que fueron utilizados por el inmoral fundador, Marcial Maciel Degollado, para cometer abusos y atropellos diversos.

"El cardenal Braz de Aviz recordó que el asistente es un asesor que no forma parte del gobierno del instituto. Podrá participar en las reuniones del consejo general que él considere oportuno en su calidad de asesor", indicó una nota.

"Se busca que pueda seguir apoyando a la Legión de Cristo a superar definitivamente la difícil crisis institucional vivida en los últimos años", agregó.

En los últimos meses las Constituciones reformadas fueron analizadas por una comisión especial de la Congregación para los Institutos de Vida Consagrada del Vaticano. Ese organismo avanzó dos diversas observaciones.

Primero señaló que el texto debe hacer más explícitas las referencias a los documentos del Concilio Vaticano II sobre la vida consagrada.

Además se pidió indicar en el texto los artículos del Código de Derecho Canónico (la ley fundamental de la Iglesia católica) que sirven de fuente para algunas normas para que sea más fácil la referencia cuando sea necesario hacer una interpretación.

El punto fundamental de las observaciones es la necesidad de aclarar mejor la relación del movimiento "Regnum Christi" con el instituto religioso de los Legionarios de Cristo.

Una vez que se integren las modificaciones al escrito de las Constituciones, los legionarios lo presentarán una vez más al Vaticano para su aprobación definitiva. Sólo entonces darán a conocer al público en general los nuevos estatutos ya autorizados.