Varios niños estuvieron en contacto con primer caso de ébola en EU

Mientras se cuestiona la detección tardía del virus en el ciudadano liberiano en Texas, la Casa Blanca intenta calmar los temores de un brote epidémico en el país.
Estudiantes son desalojados de la escuela Sam Tasby Middle School, a donde asiste uno de los niños que tuvo contacto con el enfermo de ébola
Estudiantes son desalojados de la escuela Sam Tasby Middle School, a donde asiste uno de los niños que tuvo contacto con el enfermo de ébola (AFP)

Dallas

Funcionarios de la salud estadunidense recorrían hoy la zona de Dallas (Texas), controlando a quienes estuvieron en contacto con un ciudadano liberiano diagnosticado con el virus del Ébola, entre ellos varios niños luego de que erróneamente fuera dado de alta de un hospital. La Casa Blanca intentó apaciguar hoy los temores de un brote en el país.

El martes se confirmó el primer caso en Estados Unidos, un hombre que llegó a Texas procedente de Liberia, y que es además el primero en ser diagnosticado fuera de África. Los funcionarios estadunidenses saben exactamente qué hacer para frenar la propagación de la enfermedad, aseveró el portavoz de la Casa Blanca Josh Earnest a la emisora CNN.

Cinco escolares de cuatro colegios diferentes estuvieron con el paciente antes de que fuera internado bajo aislamiento, informaron las autoridades escolares en Dallas, estado norteamericano de Texas, según reportes de los medios estadunidenses. Los niños se encuentran bajo observación, aunque de momento no muestran síntomas.

Hasta ahora fueron identificadas 18 personas que posiblemente estuvieron en contacto con el paciente. Pero no hay ningún otro caso confirmado de ébola, dejaron en claro las autoridades vía Twitter.

Sin embargo, muchos se preguntan cómo es posible que los médicos estadunidenses no identificaran inmediatamente a un paciente con síntomas de ébola, lo que expuso a la enfermedad a otras personas -entre ellos niños- durante cuatro días antes de que éste fuera aislado.

Los Centros de control y prevención de enfermedades (CDC) afirmaron que todas las personas que podrían haber sido infectadas son objeto de estrecha vigilancia médica. Entre ellos, "niños en edad escolar, estuvieron en contacto con el paciente", indicó el gobernador de Texas, Rick Perry.

El director del liceo Emmett J. Conrad de Dallas informó a los padres que un alumno "habría estado en contacto" con el enfermo pero no presentaba "ningún síntoma". "Se le aconsejó que permaneciera en su casa", agregó el director, David Hamilton, en un mensaje al que tuvo acceso la AFP.

El hombre, cuya identidad liberiana fue hoy confirmada, viajó recientemente desde ese país --que se encuentra en el epicentro de la epidemia de ébola en África occidental-- a Texas, para visitar familiares.

El afectado abandonó Liberia el 19 de septiembre y no exhibió síntomas de la enfermedad hasta el 24 de septiembre, según informó el martes el jefe de Prevención y Control de Enfermedades, Tom Frieden.

El paciente trató de buscar atención médica el 26, pero fue enviado a casa. Luego regresó en ambulancia al Hospital Presbiteriano de Texas el 28 de septiembre y entonces si fue colocado en aislamiento estricto.

"Si el médico hubiera preguntado por su historial de viaje (...) y si la persona hubiera dicho 'justo volví de Liberia', esto habría sido una gran bandera roja para cualquiera, dada la publicidad que tenemos", señaló Anthony Fauci, jefe del Instituto nacional para las Alergias y las Enfermedades Infecciosas a CNN.

"Hay que garantizar que los médicos estén al tanto de que tenemos este problema, de que hay una epidemia en África occidental y de que la gente estará viniendo a Estados Unidos sin los síntomas".

No obstante, un funcionario del hospital dijo hoy que el paciente informó a una enfermera que había viajado a África, pero que este dato no fue informado al resto del equipo médico.

El periodo de incubación del Ébola oscila entre los dos y los 21 días. Los pacientes no son contagiosos hasta que empiezan a mostrar síntomas como fiebre, dolores, vómitos y diarrea.

Cero riesgo, dicen autoridades

Se cree que el hombre fue infectado en África occidental, donde 3,338 personas han muerto desde principios de año por el mayor brote de ébola desde el descubrimiento de la enfermedad en 1976.

Frieden dijo que hay "cero riesgo" de que el paciente haya infectado a otros en el avión, pero que un "puñado" de gente podría haber sido expuesta al virus mientras él estuvo enfermo en Texas.

Estos contactos serán rastreados y controlados durante tres semanas para ver si empiezan a mostrar síntomas de Ébola. Al anunciar el primer caso diagnosticado de ébola en Estados Unidos, Frieden destacó que la nación está preparada y que será capaz de evitar que se extienda el virus mortal.

Sin embargo, Jesse Goodman, profesor de medicina del Centro Médico de la Universidad Georgetown, dijo que las primeras medidas demuestran que el sistema médico estadunidense no está preparado para una expansión del ébola desde África occidental.

"Mientras gran parte de la respuesta hasta el momento parece ejemplar, no sabemos por qué la enfermedad no fue reconocida cuando el hombre empezó a buscar asistencia médica", dijo Goodman.

"No sabemos si su historial de viaje, uno de las herramientas más básicas pero importantes de diagnóstico, fue obtenido y considerado entonces". Expertos en salud dicen que el público no debería entrar en pánico, ya que el Ébola no se extiende por el aire, sino sólo con contacto directo con los fluidos de una persona infectada.

Veinticuatro horas después de confirmarse el primer caso de ébola en territorio estadunidense, el Gobierno asegura que es poco probable que el virus se propague en Estados Unidos en la forma en la que lo ha hecho en la región de África Occidental, donde hasta ahora ha causado más de tres mil muertes.

"Ha habido cierto nivel de pánico en la población tras la confirmación de la enfermedad en este paciente en Texas, pero es necesario que la gente tome en cuenta que los departamentos de salud de cada estado han estado preparándose para esta eventualidad", declaró a Efe Mauricio Lascano, epidemiólogo de los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC) de Estados Unidos.

El experto señaló que un equipo de los CDC, compuesto por diez expertos, está en la zona para trabajar con las autoridades estatales y el centro médico en el manejo del caso.

Asimismo, Lascano indicó que como especifica el protocolo establecido para tratar estos casos, ya han sido identificadas las personas que estuvieron en contacto con el paciente una vez que este presentó los síntomas y ya se encuentran bajo observación. Las autoridades sanitarias han identificado hasta ahora al menos a 18 personas, cinco de ellas menores, que estuvieron en contacto con el paciente.

El experto enfatizó, además, que es importante destacar que la enfermedad solo se transmite a través de contacto directo con fluidos corporales de la persona enferma, como sangre, heces o sudor, entre otras, y no a través del aire, como muchos temen.

"Es muy importante que la gente sepa que el virus del ébola se contagia únicamente cuando la persona entra en contacto con los fluidos corporales de la persona que está enferma. La posibilidad de contagiarse a través del contacto con superficies es muy bajo o nulo", indicó el funcionario.

Los CDC descartaron que quienes hayan viajado en el avión con el paciente se encuentren en situación de riesgo, debido a que el paciente no había presentado síntomas en ese momento.

El virus del ébola sólo es contagioso en el momento en que aparecen los síntomas, como fiebre, dolores musculares, vómitos y sangrado, que pueden aparecer hasta 21 días después de la infección.

Los CDC emitieron hoy una serie de recomendaciones a personas que viajen a Estados Unidos desde Guinea, Liberia, Nigeria o Sierra Leona para que se mantengan alertas durante las tres semanas posteriores a su llegada ante la aparición de posibles síntomas y fiebre.

Asimismo, recordaron a los responsables sanitarios la importancia de indagar sobre el historial de viajes de un paciente con estos síntomas ante la posibilidad de que pueda estar contagiado con la enfermedad.

"Reconocemos que es esencial que se tomen las medidas apropiadas para prevenir que el virus se propague. Los CDC están trabajando de cerca con nuestros socios para implementar esas medidas", dijo hoy el director de los CDC, Thomas Frieden, tras dar a conocer el envío de la delegación de la agencia federal a Texas.

Actualmente no existe ningún medicamento o vacuna homologada contra el ébola. La OMS advirtió que la epidemia está teniendo un crecimiento "explosivo" y podría, en ausencia de refuerzos significativos de medios para combatirla, contaminar a unas 20 mil personas de aquí a noviembre.

La fiebre hemorrágica Ébola ha causado 3,338 muertos en África occidental de los 7,178 casos registrados en cinco países: Sierra Leona, Guinea, Liberia, Nigeria y Senegal; según la OMS. A esa cifra hay que añadir el caso en Estados Unidos, descubierto el martes, cuatro días después de que el enfermo llegara al país procedente de Liberia.

La epidemia es la más grave desde la identificación del virus en 1976. Arrancó en diciembre de 2013, y desde entonces hubo 1,998 muertos en Liberia (3,696 casos registrados). En Guinea se cuentan 710 muertos, de 1,157 casos, y 622 muertos sobre 2,304 casos en Sierra Leona.

Según la OMS "hay una neta caída de nuevos casos confirmados en Liberia en las últimas dos semanas". En cambio en Sierra Leona "la situación continúa deteriorándose". En Nigeria finalmente, hay 8 muertos sobre 20 casos registrados, y en Senegal un caso registrado.

El personal sanitario está particularmente afectado, con 216 muertos de 377 infectados. El ébola también está presente, aunque con una cepa distinta de la de esos tres países, en una región remota de la República Democrática del Congo. Desde el 11 de agosto ha causado 42 muertes sobre 70 casos registrados.