Vargas Llosa augura “salida democrática” en Venezuela

En su último día en Caracas, el escritor peruano asegura que el movimiento antichavista va a generar que los venezolanos salgan "vacunados contra la locura del caudillismo".
El novelista afirmó que el recibir una bandera venezolana le emocionó más que obtener el premio Nobel.
El novelista afirmó que el recibir una bandera venezolana le emocionó más que obtener el premio Nobel. (Humberto Rrejo/EFE)

Caracas

El escritor peruano Mario Vargas Llosa afirmó ayer que obtener una bandera venezolana y una camisa de manos de los estudiantes que protestan contra el gobierno de Nicolás Maduro le emocionó más que recibir el premio Nobel de Literatura.

Cuando los estudiantes "se acercaron a mí para entregarme una bandera venezolana y una camisa que es la que ellos llevan (...) le dije a un amigo que estaba cerca: 'A mí me emociona esto más que haber recibido el Premio Nobel (en 2010), y es verdad'", expresó el escritor durante una conferencia en Caracas.

Vargas Llosa participó ayer en el seminario "América Latina, la libertad es el futuro", organizado por el Centro de Divulgación del Conocimiento Económico para la Libertad (Cedice), en momentos en que Venezuela vive una ola de manifestaciones antigubernamentales que se han prolongado durante más de dos meses.

Al lado del dueño del canal Radio Caracas Televisión, que salió del aire hace siete años debido a que el gobierno no le renovó la licencia, Marcel Granier, y del presentador opositor de radio, César Miguel Rondón, Vargas Llosa dijo que los estudiantes rebeldes libran una lucha "libertaria" que más temprano que tarde logrará su objetivo a través de una "salida democrática".

"Me voy de Venezuela muy optimista, convencido de que esta lucha es victoriosa, que más a la corta que a la larga va a triunfar, va a resarcir a los venezolanos estos 15 años que han pasado, que van a salir vacunados de la locura del caudillismo", afirmó.

"Soy optimista. Esta lección debe ser aprovechada para vacunarse de la tentación del caudillismo. Los caudillos no resuelven los problemas, los problemas los resuelve la democracia", agregó.

"Yo creo que no va a tardar demasiado, va a haber por desgracia todavía muchas víctimas, pero este movimiento a mí me parece irreversible", indicó.

Venezuela "ya es otro país, algo ha comenzado a ocurrir aquí desde hace un par de meses", señaló el escritor peruano.

También cuestionó la interpretación hecha por la Sala Constitucional del Tribunal Supremo de Justicia venezolano que dictaminó el jueves la obligatoriedad de una autorización administrativa para realizar manifestaciones.

"Medidas como las que ha tomado el tribunal constitucional son medidas que lo que revelan es miedo e inseguridad", dijo Vargas Llosa.

En concordancia, dirigentes opositores y estudiantes criticaron el mismo fallo.

"Todos los venezolanos, incluso con esa sentencia TSJ, tienen derecho a la protesta pacífica que establece la constitución y punto!", escribió en su cuenta Twitter el líder opositor y gobernador Henrique Capriles.

Venezuela vive una crisis política por una oleada de protestas que comenzaron el 12 de febrero y que llevaron el gobierno y la Mesa de la Unidad Democrática (MUD), plataforma que aglutina a la mayoría de la oposición, a entablar un diálogo el pasado 10 de abril para buscar soluciones.

Ese acercamiento ha generado posiciones encontradas entre los diferentes líderes de la MUD, separándolos entre quienes han decidido participar en las reuniones y quienes no.

El escritor señaló como "absolutamente fundamental" la unidad opositora. "Si la oposición se divide, la oposición se suicida", enfatizó.

Las protestas en Venezuela se han desarrollado de forma pacífica aunque han causado incidentes violentos con un saldo oficial de 41 muertos y más de 650 heridos.

Inflación por protestas

La inflación de Venezuela en marzo repuntó a 4.1 %, lo que llevó a la cifra de 9.8% en el primer trimestre de 2014, informó ayer el Banco Central de Venezuela (BCV), que la atribuyó en gran medida a las protestas contra el gobierno de Nicolás Maduro.

Luego que el presidente del BCV admitiera que la economía enfrenta un estancamiento, señaló que las "prácticas irracionales", ocasionaron "serias consecuencias" en los precios, en particular de los alimentos.

La inflación en 2013 fue de 56% y este año los analistas estiman que superará 60%, debido a que la cifra acumulada en los últimos 12 meses ya es de 59.4%.