"Vamos a destruir al Estado Islámico", dice Barack Obama

El presidente de EU agradeció a las tropas estadunidenses por el "fin responsable" que van a dar a fines de año a la guerra en Afganistán así como su labor para frenar el "empuje" yihadista en ...
Obama, durante su discurso en la base militar McGuire-Dix-Lakehurst de Nueva Jersey, ante soldados y oficiales llegados del extranjero
Obama, durante su discurso en la base militar McGuire-Dix-Lakehurst de Nueva Jersey, ante soldados y oficiales llegados del extranjero (AFP)

Washington

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, agradeció hoy a las tropas de su país por el "fin responsable" que van a dar a la guerra en Afganistán cuando concluya el año, así como por su labor para frenar el "empuje" del grupo yihadista Estado Islámico (EI) en Irak y Siria, de quienes dijo "están a la defensiva" y "vamos a destruirlos".

Obama visitó la base militar McGuire-Dix-Lakehurst de Nueva Jersey (EU) y ofreció un discurso ante soldados y oficiales que acaban de regresar de misiones del país norteamericano en el exterior.

"Este mes, la guerra de Estados Unidos en Afganistán tendrá un final responsable. Ahora, eso no quiere decir que todo esté bien" en ese país, que "sigue siendo un lugar muy peligroso", enfatizó el presidente.

Afganistán atraviesa uno de los momentos más complicados desde la invasión de Estados Unidos y el final del régimen talibán, hace trece años, con un aumento en los últimos meses de los ataques insurgentes tanto en la capital, Kabul, como en diferentes puntos del país, dejando prácticamente a diario muertos y heridos.

Este incremento de los ataques se produce cuando está a punto de finalizar el 31 de diciembre la ISAF, la misión de la OTAN en el país. El saliente jefe del Pentágono, Chuck Hagel, aseguró a comienzos de mes durante una visita a Kabul que 10,800 militares estadunidenses permanecerán en Afganistán a partir de 2015, mil soldados más de los que había anunciado previamente Obama.

Su mandato al término de trece años de misión de la ISAF "no cambiará", apuntó Hagel, y será entrenar, asesorar y asistir a las tropas afganas. La guerra en Afganistán ha costado a los contribuyentes estadunidenses casi un billón de dólares y el 80 % de ese gasto se ha producido desde que Obama llegó a la Casa Blanca en 2009, de acuerdo con cálculos del diario Financial Times e investigadores independientes publicados hoy.

Durante su discurso, el presidente también recordó que EU lidera actualmente la coalición mundial contra el EI en Irak y Siria. Gracias a esa coalición, los yihadistas están "a la defensiva" y "vamos a destruirlos", prometió Obama.

En noviembre, Obama autorizó el despliegue adicional de hasta 1,500 militares a Irak como parte de la estrategia para combatir al Estado Islámico. Ese contingente, que elevará el número de soldados estadunidenses en territorio iraquí hasta unos tres mil, no desempeñará un papel de combate, sino que entrenará, asesorará y ayudará al Ejército de ese país, incluidas las tropas kurdas.

No obstante, la semana pasada el secretario de Estado, John Kerry, pidió al Congreso trazar una base legal para la lucha contra el EI que no prohíba un despliegue de tropas estadunidenses en misión de combate en un futuro, y que no limite la campaña únicamente al territorio de Irak y Siria.

"Cuando asumí el cargo (de presidente), teníamos casi 180 mil tropas en Irak y Afganistán. A finales de este mes, tendremos menos de quince mil en esos dos países. Hemos traído de vuelta a casa a cerca del 90 por ciento", destacó hoy Obama.

El mandatario también mencionó y dio las gracias a las tropas de la misión de apoyo al combate al ébola en África Occidental, en la que participarán cerca de cuatro mil militares en periodos rotatorios, de acuerdo con el Pentágono.