Uruguay llama por primera vez a producir y distribuir mariguana

El gobierno uruguayo lanzó hoy un llamado a empresarios privados para producir, en un predio estatal y con guardia perimetral, la mariguana legal que luego será distribuida en las farmacias en ...
Una planta de mariguana, dentro de un departamento de Montevideo
Una planta de mariguana, dentro de un departamento de Montevideo (AFP)

Montevideo

El gobierno uruguayo lanzó hoy un llamado a privados para producir, en un predio estatal y con guardia perimetral, la mariguana legal que luego será distribuida en las farmacias en presentaciones de 5 y 10 gramos.

Según el llamado difundido en la página web por el estatal Instituto de Regulación y Control del Cannabis (IRCCA), el llamado consta de dos etapas: a partir de quienes se presenten a un llamado abierto a expresiones de interés, hasta el 18 de agosto, una comisión técnica del IRCCA seleccionará una lista de hasta 20 "interesados calificados".

De esa lista, el IRCCA seleccionará "un máximo de cinco postulantes" a quienes otorgará una licencia por un periodo de hasta cinco años para producir y distribuir entre una y dos toneladas anuales de cannabis psicoactivo para la venta en farmacias. Los productores deberán planificar producir plantas 100% femeninas y prever "una cosecha escalonada para permitir la entrega de producto a las farmacias en promedio cada quince días, a lo largo de todo el año en forma regular", añadió.

La producción se hará en un predio único propiedad del estado ubicado en el departamento de San José (suroeste), que "contará con un sistema de guardia perimetral las 24 horas, los 365 días del año". Los privados, en tanto, deberán prever "condiciones de seguridad que permitan prevenir el desvío de material vegetal para fines no autorizados".

La producción debe realizarse en contenedores o macetas, en invernáculos o recintos cerrados y "se deberán garantizar las condiciones de bioseguridad que aseguren el aislamiento físico de las plantas y establecer medidas que contribuyan a prevenir el ingreso de polen desde el exterior", añadió. Las semillas serán brindadas por el IRCCA al productor.

El llamado no especifica cuántas variedades de cannabis se producirán pero el secretario general de la Junta Nacional de Drogas, Julio Calzada, había adelantado el mes pasado a la AFP que se prevé que haya cuatro niveles diferentes de concentración de tetrahidro cannabinol (THC), principal constituyente psicoactivo del cannabis, para que el público pueda elegir entre concentraciones de entre 5% y 14%.

La ley que reguló el mercado de la mariguana, aprobada en diciembre pasado, dejó en manos del Estado la tarea de controlar todos los eslabones de la cadena, desde la importación de las semillas hasta la venta de la sustancia en farmacias.

Según los cálculos oficiales, se necesitarían entre 18 y 22 toneladas anuales para abastecer un mercado estimado en 150 mil consumidores, que deberán registrarse para acceder al cannabis mediante el cultivo en clubes, el autocultivo o la compra en farmacias, eligiendo una sola opción y con límites de cantidades.

Pero como aún no está en funcionamiento ese registro, se comenzará con una producción menor y se irá aumentando en forma progresiva en base a la demanda, había indicado Calzada. Solo mayores de 18 años inscritos en el registro y residentes en el país podrán comprar hasta 40 gramos mensuales de cannabis, que se venderá envasada al vacío en presentaciones de 5 y 10 gramos.

El IRCCA estableció que la mariguana se venderá únicamente en farmacias y tenga un precio de entre 20 y 22 pesos por gramo, aproximadamente un dólar, que está pensado para cubrir tanto los costos de producción, las tasas y el beneficio del productor como para que el precio de venta esté por debajo del de la mariguana ilegal.

Los clientes que acudan a las farmacias solo podrán comprar hasta 40 gramos de la droga al mes, para lo que tendrán que anotarse previamente en un registro que garantiza su anonimato y con el que se pretende combatir el exceso de consumo y que la mariguana no termine en el mercado negro.

El precio de venta será establecido por el IRCCA. El gobierno ha adelantado que costaría en torno a un dólar el gramo. Aunque las autoridades de la Junta Nacional de Drogas han asegurado que la meta es que el cannabis legal llegue a las farmacias a más tardar en diciembre, el presidente José Mujica admitió en julio en entrevista con la AFP que la distribución comenzará en 2015 porque implementarla "tiene dificultades prácticas".

La venta de la mariguana en farmacias -resistida por los químicos farmacéuticos y, según las encuestas, también por la población- genera dudas en el país, en plena campaña electoral hacia las elecciones nacionales de octubre. Los candidatos de la oposición se han opuesto públicamente a la norma impulsada por el gobernante Frente Amplio (izquierda) y que convirtió a Uruguay en el primer país del mundo en regular todo el mercado de la mariguana.

La ley también legalizó los clubes de consumidores y el autocultivo, que también deberán inscribirse en el IRCCA y tendrán límites de producción. Calzada dijo recientemente en una entrevista con Efe que el organismo "vigilará y valorará particularmente" que las empresas que se presenten conozcan el negocio de la producción hortofrutícola o floricultura y que sepan demostrar cómo manejar una plantación de invernadero.

"A uno le puede gustar la mariguana y querer plantarla, pero lo que nos interesa no es eso, sino que sepa y pueda demostrar cómo hacer las cosas y manejar el cultivo en condiciones", afirmó. La ley de la mariguana fue aprobada el pasado 10 de diciembre en el Parlamento uruguayo únicamente con los votos de la oficialista coalición de izquierda Frente Amplio, que tiene mayoría en ambas cámaras.

La nueva legislación, impulsada por el presidente Mujica, ha generado polémica a nivel internacional y nacional, al establecer taxativamente el "control y la regulación por parte del Estado de la importación, exportación, plantación, cultivo, cosecha, producción, adquisición, almacenamiento, comercialización, distribución y consumo de la mariguana y sus derivados".

Mujica ha señalado en varias oportunidades que lo que busca es una "alternativa" para luchar contra el narcotráfico a la vista de que por la vía de la represión "la batalla está perdida en todo el mundo y desde hace tiempo".