Uruguay legalizará producción y venta de mariguana

La legalización fue avalada en agosto pasado en la Cámara de Diputados, con 50 votos positivos y 46 en contra, pero para concluir el trámite parlamentario todavía faltaba el aval del Senado.
Incautan mariguana en queso y carne
Mariguana (Especial)

Montevideo

Uruguay se convertirá este martes en el primer país del mundo en legalizar la producción, posesión, venta y consumo de mariguana, lo que romperá las políticas prohibicionistas globales impuestas por Estados Unidos.

 La legalización fue avalada en agosto pasado en la Cámara de Diputados, con 50 votos positivos y 46 en contra, pero para concluir el trámite parlamentario todavía faltaba el aval del Senado.

 El gobierno del presidente José Mujica, quien impulsó la ley, ya da la aprobación por hecho, debido a que tiene los votos necesarios para avalarla mañana martes en una sesión que será seguida por centenares de medios internacionales.

De los 30 legisladores de la cámara alta, 16 pertenecen al oficialista Frente Amplio, y a ellos se suma el vicepresidente Danilo Astori, quien preside el Senado, por lo que los 13 parlamentarios de la oposición no podrán frenar la iniciativa.

La sesión comenzará mañana martes a las 09:30 hora local (11:30 GMT) y se prevé que culminará 12 horas más tarde, ya que los 30 senadores harán uso de la palabra.

Además, mientras los senadores debatan en el recinto, afuera del Parlamento se concentrarán miles de integrantes de organizaciones sociales que apoyan la despenalización.

La inédita ley prevé la inscripción de consumidores en el Instituto de Regulación y Control de Cannabis, un nuevo organismo público que otorgará licencias de plantación de mariguana a privados.

El nuevo órgano será el responsable de fiscalizar el cumplimiento de las normas referidas a la mariguana y sancionará a quienes incumplan las leyes.

La iniciativa es muy diferente a la que el año pasado presentó Mujica y que otorgaba al Estado el monopolio para la producción y comercialización de la mariguana.

Ahora, el Estado sólo podrá otorgar licencias para la distribución de la droga, lo que implica que regulará y controlará el mercado, pero no podrá producir.

La Ley permite la compra de hasta 40 gramos mensuales de mariguana en la red de farmacias, pero para adquirirlas el consumidor debe estar registrado y su identidad se mantendrá en reserva.

También autoriza y regula el autocultivo personal de hasta seis plantas de cannabis por hogar, así como una producción colectiva de la droga en clubes de membresía integradas por un mínimo de 15 y un máximo de 45 socios.

Además, prevé la producción para fines de investigación científica y de uso medicinal y permite la producción del cannabis no psicoactivo conocido como cáñamo industrial.

Al igual que en el caso del tabaco, no está permitido fumar mariguana en espacios públicos cerrados y tampoco conducir cualquier tipo de vehículos bajo el efecto de la droga, ni se publicitará la sustancia.