Uribismo rechaza acusaciones de Maduro por muerte de diputado

El derechista Centro Democrático de Colombia deploró el silencio del gobierno colombiano ante las declaraciones del presidente venezolano que implicaban a su líder en el asesinato de Robert Serra.
Un grupo de ciudadanos saluda a Nicolás Maduro tras el funeral por el diputado asesinado, Robert Serra, en Caracas
Un grupo de ciudadanos saluda a Nicolás Maduro tras el funeral por el diputado asesinado, Robert Serra, en Caracas (AFP)

Bogotá

El derechista movimiento Centro Democrático de Colombia rechazó este sábado las acusaciones contra su líder, el ex presidente y senador Álvaro Uribe, por parte del presidente venezolano Nicolás Maduro por la muerte del diputado Robert Serra y deploró el silencio del gobierno colombiano.

En un comunicado de prensa el CDC calificó las acusaciones contra Uribe de "calumniosas y sin fundamento" y aseguró que "ofenden a los millones de colombianos" que votaron por el ex mandatario para ejercer por ocho años (2002-2010) como presidente.

La colectividad, que ejerce una férrea oposición al gobierno, deploró el silencio del presidente Juan Manuel Santos y rechazó "las afirmaciones temerarias del actual Secretario general de la Unasur, Ernesto Samper, sobre un hecho interno de Venezuela que no compete a su cargo".

La víspera el propio ex presidente, a través de la red social Twitter, había rechazado las acusaciones, cuestionó el silencio del presidente Santos y calificó el gobierno de Maduro como una "dictadura matona".

Durante el sepelio del diputado Serra, Maduro había acusado al expresidente colombiano y a venezolanos exiliados de ser "los autores intelectuales" del crimen. Maduro afirmó que la muerte del parlamentario fue ordenada por quienes no pudieron desarrollar una agenda de disturbios y violencia en Venezuela.

Por su parte, Samper, presidente colombiano entre 1994 y 1998, dijo que el asesinato de Serra es una "preocupante señal de infiltración del paramilitarismo colombiano" en Venezuela. El Centro Democrático pidió a la comunidad internacional que suministre "un especial acompañamiento y protección al ex presidente Uribe".

El asesinato de Serra y su compañera María Herrera, cometido el pasado miércoles, fue calificado como una "macabra encomienda" y como un "homicidio intencional, planificado, ejecutado con gran precisión", por el ministro de Interior y Justicia de Venezuela, Miguel Rodríguez Torres.