Uribe acepta que la CIA actuó con su permiso

El ex mandatario colombiano reconoció que pidió ayuda al entonces presidente George W. Bush y a la Agencia Central de Inteligencia para perseguir y asesinar a líderes de las FARC.
Álvaro Uribe aceptó que los operativos se realizaron bajo su “responsabilidad”.
Álvaro Uribe aceptó que los operativos se realizaron bajo su “responsabilidad”. (Mónica González)

Bogotá

El ex presidente colombiano Álvaro Uribe, que actualmente aspira a ser elegido senador, reconoció ayer en su cuenta de Twitter que Estados Unidos colaboró en operativos militares contra la guerrilla de las FARC, pero que la ejecución estuvo en manos de soldados colombianos.

"Bajo mi responsabilidad fueron operativos militares con hombres y equipos nuestros. USA ayudó para detectar ubicación de narcosecuestradores", señaló Uribe, que gobernó Colombia de 2002 a 2010.

El periódico The Washington Post publicó el domingo un reporte sobre que EU habría ayudado a Colombia con un programa secreto de inteligencia para localizar y asesinar a líderes de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

Según el Post, que basó su investigación en reportes de funcionarios que pidieron el anonimato, este programa, que sigue en marcha, fue clave en operaciones como el ataque que causó la muerte del líder de las FARC, Raúl Reyes, en 2008.

El presidente de Ecuador, Rafael Correa, país donde se produjo el ataque en el cual murió Reyes, cuyo campamento se hallaba en una zona fronteriza, calificó el lunes de "gravísimo" el informe.

Además señaló que estas revelaciones "afectan las relaciones" de Ecuador con EU y Colombia, y, "sobre todo, el proceso de paz" que lleva a cabo desde 2012 el presidente Juan Manuel Santos con las FARC en Cuba, del cual Uribe es un firme opositor.

El informe señala que este programa de carácter secreto no es parte del Plan Colombia, un acuerdo multimillonario de cooperación bilateral para la lucha contra el narcotráfico y el conflicto armado.

Al respecto, el ministro de Defensa colombiano, Juan Carlos Pinzón, dijo el lunes que esta colaboración no es nueva y que los soldados que participaron en las "operaciones más importantes" son colombianos.

Agentes de EU instalaron una unidad de inteligencia en la embajada de Bogotá para ubicar los campamentos guerrilleros. La primera operación ocurrió en el oriente de Colombia en septiembre de 2007 contra el líder guerrillero Tomás Medina, alias el Negro Acacio, y se saldó con su muerte. Las misiones seguían un diseño: bombardeo del área elegida, luego bombardeos generalizados con aviones Embraer A-29 SuperTucanos; ametrallamiento de la zona con AC-47 y por último tropas colombianas transportadas en helicópteros Black Hawk que recogían los restos, a los heridos y equipos electrónicos.

La clave: "el Búnker"

En 2006, a pedido del entonces presidente Álvaro Uribe, su par de EU, George W. Bush (2000-2008) le encargó a su jefe en la CIA, George Tenet, crear como en Irak una Célula de Fusión de Inteligencia.

La célula operaba en la embajada de EU en Bogotá bajo el nombre clave de "el Búnker" y una veintena de analistas de la CIA espiaban vía satélite todos los movimientos de las FARC.

La información era enviada al ejército de Colombia, ayudado además con un sistema de guía Paveway: bombas de gravedad MK-82 que convertían los explosivos en bombas inteligentes guiadas por satélite.