Uribe acusa a Santos de poner al "mismo nivel" al ejército y el terrorismo

El ex presidente de Colombia criticó a su sucesor por haber envíado a altos oficiales a Cuba a las negociaciones con las FARC y haberse convertido en un "legitimador" de la dictadura de Venezuela.
El ex presidente Álvaro Uribe, en una foto de archivo de su época de gobierno en el Palacio de Nariño, en Bogotá
El ex presidente Álvaro Uribe, en una foto de archivo de su época de gobierno en el Palacio de Nariño, en Bogotá (EFE)

Madrid

El ex presidente colombiano Álvaro Uribe acusó hoy a su actual sucesor, José Manuel Santos, de situar a las fuerzas armadas "en el mismo nivel" que el terrorismo con el envío de altos oficiales a las negociaciones con las FARC.

En una entrevista con el diario El Mundo, Uribe consideró "de la mayor gravedad" la decisión de Santos de enviar a cinco generales y un almirante para empezar la negociación en La Habana sobre un "cese el fuego definitivo" con la guerrilla de las FARC.

"A las Fuerzas Armadas se las va a poner en el mismo nivel que el terrorismo. Ahora les obligan no a cumplir su tarea de dar seguridad a los ciudadanos, sino de ser interlocutoras del terrorismo de tú a tú", afirmó Uribe, coincidiendo con la visita a España del presidente Santos.

Uribe, feroz crítico de Santos, aseguró que el apoyo de la comunidad internacional al proceso de paz se debe a que "ha sido desinformada", añadiendo respecto al apoyo de España a Santos, que Madrid "apoya todo".

"Cuando yo era presidente también apoyaban la política de seguridad democrática, y la apoyaban con alborozo", afirmó el ex presidente colombiano, que también arremetió contra Venezuela, de la que afirmó que "tiene una dictadura que ha sido cómplice de los terroristas de las FARC".

"Uno no entiende el cambio de Santos. Él era el principal periodista crítico en América Latina contra la dictadura de Venezuela y ahora se ha convertido en su principal legitimador", dijo. "Ahora no se atreve a discrepar por temor a que ello altere el diálogo de paz porque las FARC y esa dictadura son cómplices", insistió Uribe.

El ex presidente colombiano está convencido de que "el terrorismo se rearma y ejerce el control en algunas regiones del país". "Hasta las Fuerzas Armadas denuncian que las FARC están aprovechando el diálogo para avanzar en un rearme. Santos ha cambiado las reglas del juego y se nota ya un gran deterioro en la economía", sentenció Uribe.

Decomiso en Ecuador

De otra parte, un cargamento de municiones antiaéreas y granadas que presuntamente iba a ser adquirido por la guerrilla colombiana de las FARC, fue decomisado en la zona fronteriza de Esmeraldas, en el norte de Ecuador, informaron hoy las autoridades.

Los proyectiles eran transportados en una lancha que fue interceptada el lunes en alta mar por militares y policías ecuatorianos cuando se dirigía hacia la localidad colombiana de Tumaco, según el ministerio del Interior.

El operativo permitió el decomiso de 28,834 proyectiles antiaéreos .50 y calibre 7.62 para fusil, además de 16 granadas, dijo el viceministro del Interior, Diego Fuentes, en una conferencia de prensa en la localidad costera de San Lorenzo, en Esmeraldas.

"Se presume que el destino de esta munición era el frente 29 de las FARC", señaló Fuentes, según declaraciones divulgadas por la agencia estatal Andes. El viceministro agregó que en la zona donde se produjo el decomiso opera una organización dedicada al intercambio de armas y municiones por cocaína. Dos sospechosos fueron detenidos.

"Este trabajo consigue resultados después de dos meses de investigación", destacó el funcionario. Colombia y Ecuador comparten una frontera de unos 700 km, a lo largo de la cual operan bandas del narcotráfico, grupos armados ilegales y contrabandistas de armas.

El gobierno de Rafael Correa, en el poder desde 2007, ha redoblado el control y vigilancia fronteriza para impedir el narcotráfico y el ingreso de comandos de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC, marxistas) que emplean el territorio ecuatoriano como refugio.