Estados Unidos apoya mediación internacional en Venezuela

Mientras Washington dio la bienvenida al anuncio del ex presidente español Zapatero para iniciar un diálogo entre la oposición y el gobierno, las fuerzas armadas iniciaron unos ejercicios ...
Un grupo de venezolanos recibe instrucciones para hacer ejercicios militares en los próximos días en el barrio popular de Catia, en Caracas
Un grupo de venezolanos recibe instrucciones para hacer ejercicios militares en los próximos días en el barrio popular de Catia, en Caracas (AFP)

Washington

Estados Unidos expresó hoy su apoyo a la mediación internacional en Venezuela anunciada por el ex presidente del gobierno español José Luis Rodríguez Zapatero, que buscará iniciar un diálogo entre la oposición y el gobierno ante el agravamiento de la crisis política y económica.

"Estados Unidos da la bienvenida al anuncio del exjefe del gobierno de España, José Luis Rodríguez Zapatero", dijo en un comunicado el Departamento de Estado, instando a que el gobierno y la oposición venezolana entablen un "diálogo productivo".

El jueves, Rodríguez Zapatero anunció en Caracas que, a instancias de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), intentará sentar a la mesa de negociaciones al presidente Nicolás Maduro y a la oposición, con la ayuda de los expresidentes Leonel Fernández (República Dominicana) y Manuel Torrijos (Panamá).

Estados Unidos se sigue uniendo a países en la región y alrededor del mundo que llaman a un "diálogo productivo entre todas las ramas del Estado venezolano", según la nota firmada por Mark Toner, portavoz de la cancillería estadunidense.

"Apoyamos este diálogo como una manera de garantizar el respeto de la voluntad del pueblo venezolano, el cumplimiento de la ley, la separación de poderes y el proceso democrático", añadió Toner en el comunicado.

La gestión internacional surge en medio de un estado de excepción declarado hace una semana por Maduro, y en momentos en que la oposición protesta en las calles para exigir la activación este año de un referendo revocatorio contra el mandatario.

De partida las posturas antagónicas están firmes. Maduro dijo esperar que la comisión de ex presidentes haga que la oposición "ceda" en su "actitud golpista", mientras que ésta advirtió que un proceso serio debe destrabar la vía del revocatorio para el "cambio político".

Estados Unidos, acusado por Caracas de impulsar una "guerra económica" contra el gobierno, pidió esta semana a Maduro escuchar a sus críticos so pena de profundizar la crisis. "Las condiciones de la población venezolana son terribles", dijo el portavoz de la Casa Blanca Josh Earnest durante una rueda de prensa el lunes.

"La solución a esos desafíos requerirá la inclusión de todas las partes interesadas y ahora es el momento de que los líderes escuchen las diversas voces venezolanas y trabajen juntos pacíficamente para encontrar realmente soluciones", afirmó.

Diálogo para el revocatorio: Capriles

Mientras, el dos veces candidato a la Presidencia de Venezuela Henrique Capriles Radonski afirmó hoy que el único diálogo que puede darse entre el chavismo y la oposición es para establecer una fecha en la que se lleve a cabo el referendo que logre revocar el mandato del presidente, Nicolás Maduro.

"El dialogo debería ser, en mi opinión, para ponerle fecha al revocatorio, yo no tengo ningún interés, ninguno, ni en sentarme a hablar con Maduro ni en sentarme a hablar con nadie de esta cúpula", aseguró Capriles en un acto en el estado que gobierna, Miranda.

Explicó que el día de ayer le dijo al ex presidente del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, que "siempre" tendría la disposición de dialogar, pero en la rueda de prensa aclaró que no se debe confundir eso con lo que a su juicio es un diálogo. "El diálogo es el revocatorio", reiteró el gobernador.

Rodríguez Zapatero, que estuvo hasta ayer en Caracas para promover el diálogo en el país caribeño, en respaldo a la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), dijo ayer que tanto Maduro como la oposición habían expresado su "voluntad" de poner en marcha un "diálogo nacional".

Sin embargo, Capriles dijo hoy que no puede mantener un diálogo con personas que en paralelo "están metiendo a gente presa", haciendo referencia a la detención de Coromoto Rodríguez, jefe de seguridad del presidente del Parlamento venezolano, Henry Ramos Allup, que fue apresado ayer sin una investigación previa de la Fiscalía, según afirmó.

Para el líder opositor, el gobierno venezolano está buscando "marear" a las autoridades extranjeras para que no se dé el revocatorio este año. Agregó que actualmente los venezolanos no tienen una cultura de "diálogo político porque el gobierno la destruyó".

Inician maniobras militares

De otra parte, la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB) de Venezuela se inició hoy en la práctica de un conjunto de ejercicios militares ordenados por el presidente, Nicolás Maduro, para prepararse frente a "cualquier escenario", informó el ministro de Defensa, Vladimir Padrino.

"Hemos amanecido hoy muy optimistas (...) cumpliendo la instrucción del señor presidente y comandante en jefe de la FANB, Nicolás Maduro Moros, quien ha ordenado la ejecución del ejercicio independencia en todo el territorio nacional", dijo el también jefe del Comando Estratégico Operacional (CEOFANB) desde el estado Anzoátegui.

Padrino, además, ha asegurado que las maniobras que se realizan en todo el país son "únicos en su naturaleza" y "sin precedentes", por su despliegue en las siete Regiones Estratégicas de Defensa Integral (REDI) y porque incluirá la organización de los civiles para la defensa.

"Hemos venido a presenciar dos ejes importantes de este ejercicios, la parte militar específicamente y esta tarde vamos a estar junto al pueblo y junto a las milicia en ejercicio que están planificados por esta REDI", dijo.

Asimismo informó que por orden del primer mandatario venezolano la FANB iniciara una inspección aérea para hacer "reconocimiento fronterizo, para que nuestra aviación esté desplegada a propósito de este ejercicio", dijo.

El anuncio de los ejercicios fue hecho por Maduro un día después de su decisión de decretar un estado de excepción y emergencia económica que le daría "el poder suficiente" para, entre otros asuntos, hacer frente a un supuesto golpe de Estado en su contra y supuestos planes de una intervención de "ejércitos extranjeros".

Esta es la segunda vez que la Fuerza Armada venezolana hace unos ejercicios militares desde que Maduro asumió el Gobierno en 2013. Uno similar fue practicado hace un año luego de que el Gobierno de EU emitiera una orden ejecutiva que declaraba a Venezuela como una "amenaza inusual y extraordinaria" para la seguridad estadunidense.