Ucrania acusa a separatistas de romper acuerdos de paz

Valeri Chali, jefe de la Administación Presidencial ucraniana adviritó que la ruptura de los tratados de paz amenaza la soberanía ucraniana, la seguridad de Europa y el mundo.
 Las milicias separatistas prorrusas entraron hoy en la estratégica localidad de Debáltsevo, donde tienen lugar cruentos combates a pesar del alto el fuego que entró en vigor el pasado domingo
Las milicias separatistas prorrusas entraron hoy en la estratégica localidad de Debáltsevo, donde tienen lugar cruentos combates a pesar del alto el fuego que entró en vigor el pasado domingo (EFE)

Kiev

Después de la ofensiva contra la localidad de Debáltsev, Ucrania acusó hoy a Rusia y a los separatistas prorrusos de incumplir los acuerdos de paz de Minsk, incluido el alto el fuego en vigor desde este domingo.

"Lamentablemente, ni Rusia ni las llamadas repúblicas populares de Donetsk y Lugansk cumplen los acuerdos" alcanzados el 12 de febrero en Minsk, denunció Valeri Chali, jefe de la Administración Presidencial ucraniana, en rueda de prensa.

Chali advirtió de que el incumplimiento del alto el fuego "conducirá a una mayor escalada (del conflicto) y, evidentemente, a un giro en la situación". "Con el apoyo de Rusia, los guerrilleros quieren, de hecho, cercar Debáltsevo y de esa forma impedir cualquier posibilidad de cumplimiento de esos acuerdos", destacó.

Y apeló a los participantes en la cumbre de Minsk -Alemania, Francia y Rusia, además de Ucrania- y también a la Unión Europea, la OTAN y la ONU, a entender que "la escalada amenaza no sólo la integridad territorial y la soberanía de Ucrania, sino la seguridad de Europa (...) y del mundo".

Los portavoces separatistas negaron de inmediato las acusaciones con el argumento de que Debáltsevo es territorio rebelde y, además, recordaron que ni siquiera fue mencionado en los acuerdos de paz.

Las milicias prorrusas lanzaron hoy una ofensiva para tomar "en cuestión de horas" Debáltsevo, estratégica ciudad situada a medio camino entre los principales bastiones insurgentes, las ciudades de Donetsk y Lugansk.

"Creo que en cuestión de horas, máximo al final del día, habremos despejado completamente Debáltsevo", aseguró Vladímir Kónonov, jefe del mando militar separatista, a la televisión rusa.

Los rebeldes aseguran controlar ya parte de la ciudad, en particular la estación ferroviaria situada en la periferia de Debáltsevo, pero reconocen que los soldados ucranianos están ofreciendo una feroz resistencia.

Los líderes de los cuatro países que participaron en la cumbre de Minsk abogaron por iniciar hoy, martes, la retirada prevista del armamento pesado durante unas consultas telefónicas a cuatro bandas mantenidas anoche.

En cambio, el incumplimiento del alto el fuego, según Kiev, impide de momento la retirada de ese armamento para crear una zona de seguridad, el segundo de los trece puntos de los acuerdos de Minsk.