Ucrania dice que Rusia acepta misión de paz en el este

El gobierno de Kiev afirmó que "Putin aceptó la posibilidad de desplegar un contingente de mantenimiento de la paz en Donbass", una cuenca minera de Ucrania oriental parcialmente controlada ...
El presidente ruso, Vladimir Putin, en un reciente programa televisivo en Moscú
El presidente ruso, Vladimir Putin, en un reciente programa televisivo en Moscú (Reuters)

Kiev

Kiev afirmó este jueves que Rusia había aceptado un posible despliegue de una misión de mantenimiento de la paz en el este prorruso de Ucrania, pero Moscú no confirmó este anuncio.

"El presidente (ruso Vladimir) Putin aceptó la posibilidad de desplegar un contingente de mantenimiento de la paz en Donbass", una cuenca minera de Ucrania oriental parcialmente controlada por rebeldes prorrusos, indicó la presidencia ucraniana en un comunicado.

El texto se difundió tras una entrevista telefónica entre los dirigentes de los países (Francia, Alemania, Ucrania y Rusia) que negociaron en febrero una tregua en el este ucraniano. No obstante, los comunicados de París y Moscú sobre esta entrevista no se refieren a ningún acuerdo de este tipo.

Rusia afirma que en esta conversación, los presidentes francés François Hollande, ucraniano Petro Poroshenko, la canciller Angela Merkel y Putin, "constataron ciertos progresos en lo relativo al alto el fuego y a la retirada de las armas pesadas de la zona del conflicto".

Según París, "la calma en el terreno fue considerada como la prioridad absoluta" en la conversación entre estos cuatro dirigentes, que son los artífices del acuerdo de cese del fuego logrado en la capital de Bielorrusia el 12 de febrero. El conflicto que opone a la rebelión prorrusa y al ejército ucraniano ha causado más de 6,100 muertos en un año.

Kiev pide en vano desde hace meses que se despliegue un contingente de mantenimiento de la paz --una misión policial de la Unión Europea o de 'cascos azules' de la ONU-- en la zona del conflicto.

La presidencia francesa afirmó hoy que las violaciones al alto el fuego y los combates "deben cesar" en Ucrania, tras una entrevista telefónica entre los dirigentes de los países (Francia, Alemania, Ucrania y Rusia) que negociaron esta tregua en febrero.

"Las violaciones al alto el fuego y los combates, en particular cerca de Mariupol, Shchtchastia, el aeropuerto de Donetsk y la zona de Shirokin deben cesar", indicó en el texto el Elíseo.

Los cuatro dirigentes, añadió la presidencia francesa, "estuvieron de acuerdo en el papel central de la OSCE en la mejoría de la aplicación del cese del fuego y la verificación de la retirada del armamento pesado".

Convinieron también, agrega la presidencia francesa, "que los cuatro grupos de trabajo del Grupo de contacto consagrados a la seguridad, a los asuntos políticos, a los asuntos económicos y de reconstrucción y a los refugiados y personas desplazadas deben reunirse en los próximos días". El conflicto que opone a la rebelión prorrusa y al ejército ucraniano ha causado más de 6,100 muertos en un año.

FMI recuerda la deuda

En el plano económico, el Fondo monetario internacional (FMI) recordó el jueves lo "vital" de las negociaciones en curso para la reestructuración de la deuda de Ucrania, para continuar con su programa de asistencia a ese país.

"Es vital que Ucrania y sus acreedores encuentren un acuerdo y queremos que este objetivo sea alcanzado antes que termine el primer estudio" de las reformas que deben acompañar el programa del Fondo, subrayó el portavoz del FMI Gerry Rice en una conferencia de prensa el jueves en Washington.

El éxito de estas negociaciones "será muy importante en el marco del examen que se anuncia", añadió. Rice precisó que un equipo del Fondo irá a Ucrania desde el 12 de mayo, por dos o tres semanas, para estudiar cómo se está desarrollando el programa.

El FMI otorgó en marzo un nuevo respaldo financiero a Ucrania de 17,500 millones de dólares para cuatro años, que debe servir de apoyo a un programa de respaldo de 40 mil millones de dólares de la comunidad internacional.

Además del apoyo de los países donantes, los acreedores privados de Ucrania deben contribuir con quince mil millones de dólares de reestructuración de deuda, actualmente objeto de difíciles negociaciones.

El Banco Mundial estimó el miércoles que Ucrania, asolada por un año de guerra en el este industrial, sufrirá una caída de 7.5% en su Producto Interior Bruto (PIB), mayor a la del año pasado y a la prevista por las autoridades ucranianas. Su deuda pública tuvo un fuerte crecimiento además este año. En 2015 debería alcanzar 94% del PIB contra 40.6% en 2013, según las estimaciones del FMI.