Rusia no tiene culpa de crisis en Ucrania: Putin

El presidente ruso planteó al Consejo de Seguridad ruso la necesidad de revisar las relaciones de Moscú con el resto del mundo.
"Vamos a pensar juntos sobre cómo afrontar nuestras relaciones con nuestros socios y amigos en Ucrania", dijo el presidente Vladimir Putin.
"Vamos a pensar juntos sobre cómo afrontar nuestras relaciones con nuestros socios y amigos en Ucrania", dijo el presidente Vladimir Putin. (AFP)

Moscú

El presidente ruso, Vladimir Putin, dijo hoy que Rusia no es culpable de la crisis en Ucrania, pero debe afrontar sus consecuencias y replantear sus relaciones con el país vecino y Occidente.

"No fue por nuestra culpa cómo surgió esta crisis, pero hemos sido implicados en ésta", subrayó el líder del Kremlin en una reunión del Consejo de Seguridad ruso, integrado además por el primer ministro, Dmitri Medvédev, los ministros de Defensa, Interior y Asuntos Exteriores, y los presidentes de las dos cámaras del Parlamento, entre otros.

Ante las crecientes amenazas de sanciones por parte de Occidente y de la comunidad internacional si se consuma la adhesión de la rebelde autonomía ucraniana de Crimea a Rusia, Putin planteó al Consejo de Seguridad ruso la necesidad de revisar las relaciones de Moscú con el resto del mundo.

"Vamos a pensar juntos sobre cómo afrontar nuestras relaciones con nuestros socios y amigos en Ucrania, y con nuestros socios en Europa y Estados Unidos", apuntó.

Los países del G7 exigieron ayer a Rusia que abandone las tesis que facilitaría la reunificación con Crimea, que permita la presencia de observadores y mediadores internacionales en ese territorio y acepte un diálogo directo con el nuevo gobierno de Kiev, establecido tras la huida del presidente prorruso Víktor Yanukóvich.

Los líderes de la UE acordaron la semana pasada las primeras sanciones a Rusia consistentes en la suspensión de negociaciones bilaterales para la liberalización de visados y de un nuevo acuerdo marco.

Los ministros de Exteriores de los Veintiocho abordarán el próximo lunes la posibilidad de imponer nuevas sanciones específicas a Moscú por no dar pasos para rebajar la tensión en la crisis ucraniana.

A su vez, Estados Unidos aprobó la restricción de visados y otras sanciones contra personas y entidades responsables de la intervención militar rusa en Crimea.

Washington también ha suspendido las conversaciones bilaterales con Rusia sobre comercio e inversión, y ha frenado los contactos entre militares de Estados Unidos y de Rusia, incluidas maniobras, reuniones bilaterales, visitas portuarias y conferencias planificadas.