Ucrania cierra oficinas públicas y bancos en zona prorrusa

El presidente ucraniano Petro Poroshenko emitió un decreto para cortar vínculos con las ciudades separatistas de Donetsk y Lugansk.
El presidente de Ucrania, Petro Poroshenko, habla ante un tanque nuevo en la fábrica Malyshev, que produce vehículos militares, en Kharkiv
El presidente de Ucrania, Petro Poroshenko. (AFP )

Kiev

El presidente ucraniano Petro Poroshenko emitió hoy varios decretos que cierran instituciones públicas y servicios bancarios en las zonas prorrusas del este del país, en una decisión que corta vínculos con los territorios controlados por los rebeldes.

Ucrania ha cerrado el financiamiento estatal a las regiones separatistas de Donetsk y Luhansk, luego de que realizaron elecciones a finales de octubre que Poroshenko condenó como ilegales y una violación de una tregua alcanzada en septiembre.

Los rebeldes, a su vez, dicen que Ucrania ha roto el acuerdo al revocar una ley que garantizaba autonomía a las regiones, lo que ha puesto en duda un ya frágil cese del fuego.

Un decreto publicado en el sitio en internet del presidente dijo que todas las compañías, instituciones y organizaciones deben cesar sus funciones en una semana y "evacuar a sus trabajadores, con su permiso, y donde sea posible retirar pertenencias y documentos".

La decisión, que formalmente pide al parlamento revocar la "condición especial" de las regiones, sugiere además que el banco central de Ucrania tome medidas para cerrar todos los servicios bancarios en algunas áreas bajo control de los separatistas, incluyendo las operaciones con tarjetas.

Ucrania acusa a Rusia de enviar más soldados y armas para ayudar a los rebeldes para preparar una nueva ofensiva.

Moscú ha negado repetidamente que esté ayudando a los separatistas, llevando sus relaciones con Kiev a su peor momento.