Ucrania acusa a Rusia de invasión en Crimea

El ministro del Interior ucraniano, Arsen Avakov, acusó a las fuerzas rusas después de que hombres armados tomaran el control de dos aeropuertos de Crimea, uno de ellos militar.
Un herido ucraniano es ayudado a descender de un avión militar checo a una ambulancia en la base aérea Kbely, en Praga
Un herido ucraniano es ayudado a descender de un avión militar checo a una ambulancia en la base aérea Kbely, en Praga (EFE)

Kiev

El ministro del interior de Ucrania, Arsen Avakov, acusó el viernes a las fuerzas rusas de "invasión armada y ocupación" después de que hombres armados tomaran el control de dos aeropuertos de Crimea, uno de ellos militar. "Considero lo que pasa como una invasión armada y una ocupación", escribió Arsen Avakov en un comunicado publicado en su página Facebook.

El jueves, el vicepresidente estadunidense Joe Biden había llamado telefónicamente al Primer ministro interino de Ucrania Arseni Yatseniuk prometiéndole el "apoyo total" de Estados Unidos a los nuevos líderes del país, que buscan distanciarse de la influencia rusa. Biden "prometió al primer ministro que Estados Unidos ofrecerá su apoyo total a Ucrania cuando emprenda las necesarias reformas que devuelvan la salud económica, avance en la reconciliación, mantenga sus obligaciones internacionales y busque relaciones abiertas y constructivas con todos sus vecinos", según precisó un comunicado de la Casa Blanca.

La llamada se produjo luego de que los nuevos líderes del país lanzaran una advertencia a Rusia sobre cualquier agresión en la volátil península de Crimea. Medio centenar de hombres armados, no identificados, tomaron la madrugada del viernes el aeropuerto de Simferopol. El jueves de mañana, un comando prorruso había tomado el control del parlamento y la sede del gobierno local en la ciudad. La península de Crimea, en el sur de Ucrania, donde tiene su base la flota rusa del Mar Negro, se dirige hacia un estallido de las tensiones separatistas.

La tensión entre el nuevo poder prooccidental de Ucrania y Rusia se redobló tras los acontecimientos en Crimea y el anuncio de que Moscú había recibido al derrocado presidente Viktor Yanukovich, quien afirmó desafiante que aún se consideraba el presidente ucraniano. Biden "enfatizó que esto es una importante oportunidad no sólo para traer la paz, estabilidad, y unidad a Ucrania, sino también para restaurar la fe de todo el pueblo ucraniano en las instituciones democráticas del país en momentos en que se preparan para nuevas elecciones en mayo", añadió el comunicado de la Casa Blanca.

Anteriormente, el secretario de Estado John Kerry dijo que el ministro de Relaciones Exteriores ruso, Sergei Lavrov, le había prometido que Moscú "respetará la integridad territorial de Ucrania", tras expresar la preocupación de Washington por la situación en Crimea. Lavrov "reafirmó las declaraciones del presidente Putin afirmando que respetará la integridad territorial de Ucrania y la necesidad de que todos las partes eviten las provocaciones", añadió el jefe de la diplomacia estadunidense.