UE pide fin a violencia y apertura al diálogo en Ucrania

Las protestas opositoras estallaron hace poco más de dos meses después de que el Gobierno de Yanukóvich aplazara de manera indefinida la firma del Acuerdo de Asociación con la Unión Europea.

Kiev

La jefa de la diplomacia de la Unión Europea, Catherine Ashton, pidió hoy en Kiev el fin de la violencia en Ucrania y el inicio de un auténtico diálogo entre las partes enfrentadas para hallar una solución pacífica a la grave crisis en el país.

"Estamos muy preocupados por lo que está sucediendo. Proceda de donde proceda la crueldad, debe ser parada", dijo Ashton, según medios ucranianos.

Aseguró, tras mantener reuniones tanto con el presidente de Ucrania, Víktor Yanukóvich, como con los líderes de la oposición, que ha observado el deseo de las partes de encontrar una salida a la crisis.

Yanukóvich reiteró a la política europea sus compromisos tanto con la búsqueda de una solución pacífica a la crisis como con el avance de Ucrania hacia la integración con la Unión Europea, según el gabinete de prensa de la Presidencia ucraniana.

Las protestas opositoras estallaron hace poco más de dos meses después de que el Gobierno de Yanukóvich aplazara de manera indefinida la firma del Acuerdo de Asociación con la Unión Europea, prevista para fines de noviembre del año pasado.

Antes las crecientes manifestaciones europeístas en el centro de Kiev, ocupado por la oposición, la mayoría parlamentaria oficialista aprobó el pasado día 16 una serie de leyes para restringir el derecho de reunión y otras libertades civiles.

Tres días después, la capital ucraniana se convirtió en escenario de violentos choques entre manifestantes y policías antidisturbios que se cobraron varios muertos -seis, según la oposición; tres, de acuerdo con la versión oficial- y centenares de heridos.

El 23 de enero, ante la gravedad de la situación, las autoridades y los líderes opositores acordaron una tregua e iniciaron un proceso de negociaciones, en el que la oposición ha conseguido varios de sus objetivos, salvo la convocatoria de elecciones presidenciales y parlamentarias anticipadas.