De la UE a la libra esterlina, ¿qué pasaría si Escocia se independiza?

El nacimiento de una nueva nación independiente en Europa Occidental en caso de triunfar el "sí" en el referéndum del 18 de septiembre como auguran algunos sondeos, comportaría consecuencias a ...
El primer ministro escocés Alex Salmond (d) y la "número dos" escocesa, Nicola Sturgeon, hoy en Edimburgo
El primer ministro escocés Alex Salmond (d) y la "número dos" escocesa, Nicola Sturgeon, hoy en Edimburgo (AFP)

Londres

Si, como señalaba el sondeo publicado por el diario The Times la semana pasada, los escoceses dicen "yes" a la independencia del Reino Unido en el referéndum del día 18, en marzo de 2016 se convertirán en un nuevo Estado. Y el cambio no sólo supondría una ruptura con los británicos, sino a priori también con la Unión Europea o la OTAN. A continuación, algunos de los interrogantes que se plantean:

¿Una Escocia independiente seguiría siendo miembro de la UE?

En este caso no hay ningún precedente. El gobierno de Edimburgo argumenta que, según el artículo 48 de los Tratados de la Unión Europea, a partir de marzo de 2016 podría ser un miembro del bloque sin necesidad de transición alguna. Londres, en cambio, opina lo contrario: Escocia tendría que solicitar de nuevo la pertenencia, tal y como prevé el artículo 49. Esa misma opinión la comparte también el presidente saliente de la Comisión, José Manuel Durao Barroso: ya en febrero calificó de "muy difícil, si no imposible" que Escocia entrara a formar parte de la UE, pues todos los Estados miembro deben aprobarlo, incluido Reino Unido.

¿El resto de Reino Unido seguiría perteneciendo al bloque?

En principio sí, porque el referéndum no cambia nada al respecto, pero a largo plazo podría suponer la salida de los británicos de la UE. Y es que frente a los ingleses, los escoceses son bastante europeístas. Si en 2017, como planea el primer ministro David Cameron, Reino Unido celebra un referéndum sobre su permanencia en la UE, la ausencia de votos proeuropeos de los escoceses podría dar la victoria a los euroescépticos.

¿Qué otras consecuencias tendría para Europa?

Varias regiones europeas con aspiraciones independentistas, como Cataluña en España o Córcega en Francia, miran estos días con expectación hacia Escocia, pues un "sí" podría suponer un impulso para sus respectivos movimientos nacionalistas. Dentro de Reino Unido, también los norirlandeses podrían exigir la celebración de un referéndum independentista para unirse a Irlanda. Y hay quienes no descartan que incluso pudiera reactivarse la violencia del pasado.

¿Pagarían los escoceses en euros o libras?

Si quieren ser miembros de la UE, antes o después tendrán que asumir el euro, pues sólo Reino Unido y Dinamarca están oficialmente exentos de esta obligación. El ministro principal de Escocia, Alex Salmond, sostiene en cambio que el nuevo país tendría derecho a seguir utilizando la libra esterlina, pero sin que ello implique asumir un porcentaje de la deuda estatal británica.

Frente a él, los tres principales partidos británicos -conservadores, laboristas y liberales- afirman que no están dispuestos a compartir la libra con sus eventuales vecinos. Hay tres bancos escoceses que pueden expedir billetes, pero la cantidad la establece la Real Casa de la Moneda.

¿Qué sucederá con el arsenal nuclear británico almacenado en Escocia?

Los cuatro submarinos con misiles Trident -equipados con ojivas nucleares- se encuentran en la desembocadura del río Clyde, al noroeste de Glasgow. Si en el referéndum gana el "sí", Escocia quiere independizarse también de las armas nucleares. Algunos expertos consideran factible la búsqueda de otra base para almacenar el arsenal en Inglaterra o Gales y su carísimo traslado, mientras que otros lo ven como el fin de Reino Unido como potencia nuclear.

Oficialmente, el Ministerio de Defensa británico no tiene planes al respecto. Las autoridades escocesas han manifestado que desean seguir formando parte de la OTAN, pero sin armas atómicas.

¿A quién pertenecería el petróleo del mar del Norte?

En un 90 por ciento a los escoceses. Edimburgo prevé crear un fondo con los ingresos del petróleo que beneficie a las generaciones futuras. No obstante, los expertos no se ponen de acuerdo en cuánto durarán las reservas de crudo y gas. Los gigantes del sector energético BP y Shell han manifestado que preferirían la permanencia de Escocia en Reino Unido.

¿Y qué pasaría con la reina?

Los escoceses no se despedirían de Isabel II, sino que la Escocia independiente sería una monarquía constitucional con la reina como jefa de Estado, al igual que en Canadá.