Estados Unidos celebra el apoyo turco contra el EI

Les agradece por abrir su frontera para combatir a los yihadistas en Kobane, Siria.
La coalición internacional bombardeó ayer el enclave kurdo-sirio.
La coalición internacional bombardeó ayer el enclave kurdo-sirio. (Sedat Suna/EFE)

Washington

El gobierno estadunidense saludó que el gobierno de Turquía haya rectificado su política y ahora permita que combatientes kurdos de Irak crucen la frontera para ayudar a defender la ciudad de Kobane (norte de Siria) sitiada por el grupo Estado Islámico (EI).

"Le damos la bienvenida a las declaraciones del ministerio de Relaciones Exteriores" turco, dijo la vocera del departamento de Estado estadunidense, Marie Harf.

La llegada de los combatientes kurdo-iraquíes (peshmergas) a Kobane podría ser de gran ayuda para los sirios-kurdos, que están siendo apoyados por los ataques aéreos de la coalición internacional, liderada por Estados Unidos, contra el EI en la zona y que reciben armamento y municiones desde el aire.

"Como todos hemos visto, el EI está poniendo más recursos, más combatientes en Kobane; la situación se ha hecho cada vez más grave", agregó Harf.

También dijo que continúan las conversaciones con Turquía sobre otras formas en que Ankara puede ayudar a la coalición para combatir al grupo yihadista, que controla vastas zonas de Irak y Siria.

"No estoy de acuerdo con la idea de que existe una escisión entre nosotros acerca de cómo luchar contra esta amenaza. Las metas globales son exactamente las mismas. Mantenemos conversaciones constantes sobre tácticas y estrategia y cómo debemos manejarnos".

Ha quedado claro que, tras un mes de bombardeos, "las fuerzas sobre el terreno de combate se estaban quedando escasas de suministros necesarios para continuar la lucha; por eso decidimos autorizar esto", aseveró Harf en referencia al lanzamiento desde el aire de armas, municiones y suministros médicos.

Mientras, el secretario de Estado estadunidense, John Kerry, defendió el envío de armas por parte de Washington a los kurdos que combaten al EI.

"Sería irresponsable, así como moralmente muy difícil, dar la espalda a una comunidad que combate al EI", informó en Yakarta, Indonesia, en referencia al Estado Islámico de Irak y el Levante, como también se conoce a EI.

El secretario de Estado se refirió a las reticencias de Turquía, aliado de Estados Unidos, ante los kurdos que luchan en Kobane debido a supuestos lazos con el Partido de Trabajadores de Kurdistán (PKK), al que considera terrorista.

También destacó que Washington "respeta" a Turquía y entiende los "desafíos" que presenta el PKK, pero precisó que la única fuerza que se opone al EI "de manera valiente" en Kobane son los kurdos.