Turquía ayuda a combatientes kurdos de Irak a llegar a Kobane

"Estamos ayudando a las fuerzas de los 'peshmergas kurdos' a cruzar la frontera para ir a Kobane", declaró el ministro turco de Relaciones Exteriores.

Ankara

Turquía tomó medidas para ayudar a los combatientes kurdos de Irak a llegar, vía su territorio, a la ciudad siria kurda de Kobane asediada por los yihadistas, anunció el lunes el ministro turco de Relaciones Exteriores, Mevul Cavusoglu.

"Estamos ayudando a las fuerzas de los 'peshmergas kurdos' a cruzar la frontera para ir a Kobane. Nuestras conversaciones sobre el asunto continúan", declaró Cavusoglu en rueda de prensa junto a su homólogo tunecino, Mongi Hamdi, sin dar más detalles.

"No tenemos la más mínimas ganas de que Kobane caiga" en manos de la organizacion Estado Islámico, aseveró el canciller turco.

El anuncio supone un giro en la política de Turquía, que hasta ahora se había negado a dejar que los milicianos kurdos crucen su frontera para ayudar a los kurdos sirios de Kobane.

Desde 1984, Ankara ha estado luchando en el sureste del país contra los combatientes del Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK), aunque desde hace dos años está en curso un delicado proceso de paz.

Al mismo tiempo, Turquía ha establecido en los últimos años relaciones sólidas con las autoridades del Kurdistán iraquí, que controlan las fuerzas 'peshmerga'.

Pese a la ayuda a los 'peshmerga', es de esperar que Turquía no autorice a combatientes del PKK a ir a combatir en Siria.

En el último mes, Turquía ha sido muy presionada por la coalición internacional liderada por Estados Unidos que está bombardeando a los yihadistas en Siria e Irak.

De momento, Ankara se niega a desplegar a sus propias tropas o a permitir que los aviones norteamericanos utilicen su base de Incirlik (sur) para los bombardeos aéreos contra el EI.