Rusia y Turquía buscan reactivar lazos bilaterales

Los presidentes Vladímir Putin y Recep Erdogan acordaron una hoja de ruta para normalizar las relaciones estancadas desde el derribo, en noviembre, de un avión caza ruso en la frontera siria.
El encuentro se produce después de que Erdogan enviara una carta de disculpas a Putin, pidiendo "perdón" por el derribo de un avión de combate ruso, en noviembre, cerca de la frontera con Siria.
El encuentro se produce después de que Erdogan enviara una carta de disculpas a Putin, pidiendo "perdón" por el derribo de un avión de combate ruso, en noviembre, cerca de la frontera con Siria. (AP)

Moscú

En su primer viaje al exterior desde el fallido intento de golpe de estado, el presidente turco Recep Tayyip Erdogan agradeció al presidente ruso Vladímir Putin por invitarlo este martes a una visita orientada a remediar las relaciones entre los dos países desde que fuerzas turcas derribaron un avión de combate ruso sobre Siria el año pasado.

El derribe de la aeronave rusa en noviembre, que Putin en ese entonces calificó de "una puñalada por la espalda", se dio en medio de fuertes tensiones en torno a Siria, donde Rusia y Turquía apoyan bandos encontrados.

Rusia rompió relaciones con Turquía a raíz de ese incidente, prohibió las importaciones de vegetales turcos, restringió el acceso de turistas rusos a Turquía e impidió el funcionamiento de compañías turcas en Rusia.

Erdogan en junio envió una carta a Putin pidiendo disculpas por el accidente contra la nave rusa, lo que allanó el terreno para el encuentro en el Palacio de Konstantin en San Petersburgo.

Al inaugurar el encuentro, Putin se expresó "satisfecho" de recibir a Erdogan y elogió la visita como un buen intento para reparar las relaciones.

"A pesar de la difícil situación interna en su país, su visita significa que todos queremos que se reanude el diálogo y que se restablezcan las relaciones, para el mejor interés del pueblo de Turquía y del pueblo de Rusia", expresó Putin.

Al presidente ruso le interesa reactivar las relaciones con Turquía a fin de resucitar proyectos económicos como la construcción de un oleoducto hacia Turquía, y para poder ampliar la influencia rusa en Siria.

Erdogan, en sus declaraciones iniciales, agradeció dos veces a Putin por la invitación a Rusia. "Creo que nuestra solidaridad ayudará a resolver los problemas regionales", expresó.

Erdogan mencionó también que Putin fue uno de los primeros líderes mundiales en llamarlo tras el alzamiento militar del 15 de julio para expresarle su solidaridad, lo que según dijo Erdogan "me complació a mí, a mis colegas y a mi pueblo".

Putin a comienzos de la reunión enfatizó que para Rusia "es un principio fundamental" oponerse a "cualquier acción que viole la constitución".

Analistas opinan que Erdogan está tratando de acercarse a Rusia a fin de fortalecer su posición en sus disputas con Estados Unidos y la Unión Europea.

Turquía lleva tiempo presionando a Estados Unidos a que extradite al clérigo turco Fetula Gulen, a quien Turquía culpa por el fallido intento de golpe. Gulen niega haber estado involucrado en la insurrección.


JA