Gobierno turco aún negocia paso de fuerzas kurdas de Irak a Kobane

Turquía se ha negado hasta el momento a enviar o permitir la llegada de ayuda a Kobane, argumentando que la ciudad está defendida por milicias kurdas de Siria que Ankara califica de terroristas.

Ankara

El Gobierno turco aún está negociando el permiso para que tropas kurdas de Irak, los "peshmerga", crucen por su territorio para socorrer la ciudad siria de Kobane, asediada desde hace semanas por el grupo yihadista Estado Islámico, según recogen hoy los medios locales.

"Continúan las conversaciones sobre la ruta. No publicaremos ningún detalle hasta que hayan terminado", manifestó el martes por la noche el ministro de Exteriores, Mevlüt Çavusoglu, según informa hoy el diario Hürriyet Daily News.

Turquía se ha negado hasta el momento a enviar o permitir la llegada de ayuda a Kobane, argumentando que la ciudad está defendida por milicias kurdas de Siria que Ankara califica de terroristas.

"No nos gustaría que Kobane cayera, pero tenemos una política de principios. Sólo el Ejército Libre Sirio quiere una Siria democrática y unida. La mayoría de los otros grupos están implicados en acciones terroristas", señaló el ministro en relación a los distintos bandos implicados en la guerra civil en Siria.

Turquía anunció el lunes que ayudará a los "peshmerga" iraquíes a trasladarse a Kobane para reforzar la defensa de los kurdos ante los yihadistas.

También el primer ministro de Turquía, Ahmet Davutoglu, se refirió el martes a este asunto al señalar que la autorización para que los "peshmergas" ayuden a Kobane es posible porque forman parte de las Fuerzas Armadas de Irak y su existencia está contemplada en la Constitución de ese país.

"Es normal que Turquía provea de ayuda humanitaria y logística a los civiles de Kobane, para equilibrar la situación", aseguró Davutoglu, en un giro a la postura que ha mantenido hasta la fecha Turquía de que en la ciudad asediada ya no había civiles sino sólo las milicias kurdas que Ankara considera terroristas.