Turquía halla 36 migrantes ahogados en alta mar

Varios niños se encuentran entre las víctimas de la primera tragedia del año en el mar Egeo, mientras la UE intenta que Ankara detenga el flujo de migrantes a través de su territorio a cambio de ...
Soldados turcos fotografían el cuerpo de un emigrante fallecido al naufragar el bote en que viajaba a Grecia, en una playa de Izmir
Soldados turcos fotografían el cuerpo de un emigrante fallecido al naufragar el bote en que viajaba a Grecia, en una playa de Izmir (AFP)

Estambul

Las autoridades turcas hallaron hoy los cuerpos de al menos 36 personas que intentaban cruzar el mar Egeo, entre ellos varios niños, la primera tragedia del año de la crisis migratoria en la región.

Se trata de la mayor registrada en el mar Egeo en lo que va de 2016, en momentos en que la Unión Europea (UE) intenta que Turquía detenga el flujo de migrantes a través de su territorio a cambio de ayuda económica.

Un portavoz de los servicios guardacostas turcos señaló a la AFP que se habían encontrado los cadáveres de 36 migrantes ahogados, 29 de los cuales fueron recuperados por la gendarmería y otros 7 por los guardias costeros.

La fuente no estaba aún en condiciones de informar cuántas embarcaciones habían zozobrado en la madrugada a causa de los fuertes vientos que soplan en la región en la época invernal, aunque la agencia de noticias Dogan señaló que se habían registrado al menos dos naufragios diferentes.

Según la agencia, unas dos docenas de migrantes intentaban llegar a la isla griega de Lesbos antes del amanecer a bordo de una lancha neumática, la cual se hundió en alta mar a causa del mal tiempo.

Los cuerpos fueron encontrados en la arena de una playa cercana a la localidad turca de Ayvalik o flotando cerca de la costa, según Dogan. Otros ocho migrantes pudieron ser rescatados con vida.

Entre las víctimas figura una mujer con seis meses de embarazo, añadió la fuente periodística. Imágenes publicadas por ésta muestran cadáveres de niños, que yacían en la arena por completo vestidos, calzando zapatos y con sus chalecos salvavidas puestos. Otro video mostraba a las fuerzas de seguridad turcas recuperando otros cuerpos entre las olas en aguas poco profundas cercanas a la costa.

"Casi 1 millón llegó a la rica Europa"

Cientos de migrantes han encontrado la muerte en su afán de huir de la guerra o de la miseria intentando buscar una nueva vida en Europa. Las imágenes de los cuerpos sin vida de niños tumbados en la arena, como el del sirio Aylan Kurdi, de 3 años de edad, boca abajo en una la playa turca de Bodrum en septiembre de 2015, han dado la vuelta al mundo sensibilizando a la opinión pública ante este drama, lo que ha llevado a la UE a involucrarse más para solucionar la crisis migratoria.

Según la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), alrededor de 700 personas, en su mayoría refugiados que huyen de las guerras en Siria y en Irak, murieron o fueron dados por desaparecidos el año pasado al intentar cruzar el mar Egeo para alcanzar Grecia, puerta de entrada a la Unión Europea.

A pesar de las temperaturas invernales y las malas condiciones meteorológicas que hacen que la travesía sea todavía más peligrosa, muchos migrantes siguen arriesgando la vida, según las autoridades turcas. En 2015, un millón de migrantes entraron en la UE, de los cuales 700 mil desde Turquía, según la OIM.

Ankara y Bruselas alcanzaron en noviembre un acuerdo que prevé una ayuda europea de tres mil millones de euros a Turquía a cambio de un mayor control de sus fronteras y cooperación contra los traficantes de personas que operan desde su territorio. Turquía acoge a por lo menos 2.2 millones de refugiados sirios.