Turquía no enviará tropas a Kobane

El ministro turco para Asuntos de la Unión Europea , Volkan Bozkir, destacó que propusieron entrenar fuerzas locales y rechazó las críticas a la pasividad de su país en el conflicto.
Soldados turcos en un tanque y kurdos miran hacia Kobane desde una colina en la frontera entre Siria y Turquía
Soldados turcos en un tanque y kurdos miran hacia Kobane desde una colina en la frontera entre Siria y Turquía (AFP)

Bruselas

El ministro turco para Asuntos de la Unión Europea, Volkan Bozkir, afirmó este jueves que su país rechazó enviar tropas para combatir al Estado Islámico (EI) en la ciudad fronteriza de Kobane, la segunda mayor localidad kurda de Siria.

"No tenemos intención de enviar tropas a ningún país. No lo haremos solos", dijo en un debate con la comisión de Asuntos Exteriores del Parlamento Europeo (PE).

Bozkir rechazó las críticas de la comunidad internacional a la pasividad de su país ante el avance de los extremistas del autodenominado Estado Islámico -antes Estado Islámico de Irak y Levante- (ISIL por su sigla en inglés).

Centenas de kurdos residentes en los países europeos han denunciado en los últimos días que el ejército turco viene impidiendo el paso de armas y voluntarios de esa comunidad decididos a defender Kobane.

"Hemos propuesto entrenar fuerzas locales. Hemos propuesto la instauración de una zona de exclusión aérea. Hasta ahora no hemos tenido ninguna respuesta, no hemos oído ninguna contra-propuesta", defendió Bozkir.

El ministro pidió una decisión del Comité de Seguridad de Naciones Unidas (ONU) sobre esos temas.

En ese sentido, consideró antiproductiva la estrategia europea de imponer sanciones contra Rusia en el marco de la crisis ucraniana porque "le aleja de una posible solución" de los demás problemas globales de hoy.

"Tenemos que pensar en la lucha contra el ISIL. Necesitamos una decisión del Consejo de Seguridad de la ONU: Rusia esta allí. Necesitamos parar el flujo de armas a los islamistas: Rusia esta allí", observó.

A su juicio, la mejor opción sería mostrar a Moscú los "beneficios" de colaborar con el occidente, en lugar de atacarle con sanciones.