Turquía desmiente tregua con los kurdos en norte de Siria

Una tregua "está totalmente descartada" dijo el vocero presidencial, Ibrahim Kalin, luego que el martes fuera anunciado por un funcionario de defensa estadunidense y milicias kurdas.
Turquía no acordará una tregua con las milicias kurdas en Siria porque las considera terroristas, dijeron funcionarios.
Turquía no acordará una tregua con las milicias kurdas en Siria porque las considera terroristas, dijeron funcionarios. (Reuters)

Estambul

El gobierno de Turquía desmintió este miércoles haber aceptado un alto el fuego con las milicias kurdas en Siria, anunciado por Estados Unidos, y negó cualquier compromiso con los "terroristas" a los que combate en su inédita ofensiva en el norte de ese país.

"No aceptamos bajo ninguna circunstancia contrariamente a lo que algunos portavoces de países extranjeros dicen, un compromiso o alto el fuego entre Turquía y elementos kurdos", declaró el ministro turco de Asuntos Europeos Omer Celik, sobre el anuncio hecho el martes por Washington.

"La república turca es un Estado soberano y legítimo que no puede ser puesto al mismo nivel que una organización terrorista", dijo, aludiendo al PYD, el Partido de Unión Democrática de los kurdos de Siria y a su brazo armado YPG (Unidades de Protección del Pueblo Kurdo).

Una tregua "está totalmente descartada" reafirmó el vocero presidencial, Ibrahim Kalin.

Ankara considera a estos grupos kurdos sirios como una segregación del partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK), ilegal en Turquía, que desde 1984 lleva a cabo una sangrienta rebelión contra el Estado turco.

Turquía anunció el domingo haber matado a "25 terroristas" de las YPG, pero desde el lunes a mediodía no se ha registrado ningún bombardeo turco contra milicias kurdas. El acuerdo provisional al que aludía Washington preveía una tregua a partir de las 21H00 GMT del lunes, según rebeldes sirios.

Sin embargo, las fuerzas turcas continuaron con su ofensiva contra el grupo yihadista Estado Islámico (EI) en el norte de Siria.

Ahmed Othman, comandante del grupo rebelde proturco "Sultan Murad", confirmó a la AFP que la situación estaba "tranquila desde ayer [martes] en el frente sur de Jarablos contra las Fuerzas Democráticas Sirias [prokurdas]" pero que "el combate continúa en el frente oeste contra el EI".

Turquía lanzó hace una semana una ofensiva, sin precedentes desde el inicio de la guerra en Siria en 2011, en el norte de este país para hacer retroceder a los combatientes del grupo Estado Islámico (EI) pero también a las milicias kurdas, porque teme que éstas formen un corredor a lo largo de la frontera turco-siria.

Concentrarse en el EI

La tregua que desmiente Ankara la anunciaron el martes un funcionario de defensa estadunidense y milicias kurdas en el norte de Siria.

"En las últimas horas nos han asegurado que todas las partes involucradas van a detener los disparos y concentrarse en la amenaza del grupo Estado Islámico", aseguró el coronel John Thomas, portavoz del Comando Central.

Este anuncio no fue en ningún momento confirmado por el gobierno turco.

Una semana después de iniciada la ofensiva turca, y tras los enfrentamientos del ejército con los combatientes de las YPG, Estados Unidos expresó su preocupación e instó a ambas partes a detener los combates.

Washington considera a los kurdos como los combatientes más eficaces contra el EI, el gran enemigo de las potencias occidentales. Pero al mismo tiempo Turquía es un aliado clave en la OTAN de Estados Unidos.

Por ello la situación es desalentadora para el Pentágono, que ha basado su estrategia para derrotar al EI en Siria en las Fuerzas Demócratas Sirias (SDF) lideradas por los kurdos y que ha invertido grandes sumas para entrenar y formar a este grupo.

Por otra parte Turquía también desmintió este miércoles haber convocado al embajador de Estados Unidos para protestar contra las críticas norteamericanas a su intervención en Siria.

Intervención de Irán

Por su parte, Irán, aliado del régimen de Damasco, pidió este miércoles a Turquía que ponga fin "rápidamente" a sus operaciones militares para evitar complicar aún más la situación en la región, según medios iraníes.

Con todo, el EI parece debilitado tras la muerte de uno de sus estrategas, Abu Mohammed al Adnani, abatido, según Washington, por un dron estadounidense en el norte de Siria. Esta muerte también fue reivindicada por Moscú, algo que un responsable de Defensa estadounidense tildó de "broma" el miércoles.

Por otro lado, en Diyarbakir (sureste de Turquía), partidos políticos prokurdos anunciaron que un grupo de 50 voluntarios, incluyendo a diputados, comenzarían el lunes una huelga de hambre para obtener noticias del líder encarcelado Abdullah Öcalan, a quien no se le permite recibir visitas, informó un corresponsal de la AFP.

JA