El Tungurahua expulsa una gran columna de ceniza

Este volcán, situado en el centro andino de Ecuador, registró hoy una fuerte explosión que se prolongó durante cinco minutos, y cuyas cenizas alcanzaron los diez kilómetros de altura. 
El Tungurahua, envuelto en cenizas, tras la explosión de hoy en Ecuador, visto desde Baños
El Tungurahua, envuelto en cenizas, tras la explosión de hoy en Ecuador, visto desde Baños (AFP)

Quito

El volcán Tungurahua, en el centro andino de Ecuador, expulsó hoy material incandescente y una columna de ceniza que alcanzó los diez kilómetros de altura, aunque las autoridades mantenían el nivel intermedio de alerta. La actividad del Tungurahua (garganta de fuego en quichua) aumentó desde inicios de febrero, y en las últimas horas "registró una fuerte explosión" que se prolongó por cinco minutos, según el Instituto Geofísico.

El estallido generó "flujos piroclásticos" y una gran columna de ceniza que "alcanzó 10 km" sobre el nivel del cráter de la montaña de 5.029 metros de altura, detalló el organismo. "Por ahora la caída de ceniza es leve", indicó la Secretaría Nacional de Gestión de Riesgos en su cuenta de Twitter. Pese a las impresionantes imágenes de la columna de ceniza, las autoridades no han elevado el nivel de alerta, de naranja a roja, ni han cancelado vuelos.

Ubicado en la provincia homónima, a 130 km al sur de Quito, el Tungurahua es uno de los ocho volcanes que están activos en Ecuador, un país que forma parte del llamado cinturón de fuego del Pacífico lo que lo hace propenso a los eventos sísmicos y volcánicos. El Tungurahua está en un proceso irregular de erupción desde 1999, y varias veces las autoridades han ordenado la evacuación de las aldeas que están en su área de influencia. El episodio más trágico se registró en 2006, cuando seis personas murieron en una aldea arrasada por la lava.