Túnez sigue sin conocer los resultados de las elecciones

A tres días de las elecciones legislativas del domingo, se desconoce la composición del parlamento aunque el partido laico Nida Tunis es señalado por observadores como el triunfador.
Simpatizantes de Beji Caid Essebsi, líder del movimiento laico tunecino Nida Tunis, celebran los primeros resultados en Túnez
Simpatizantes de Beji Caid Essebsi, líder del movimiento laico tunecino Nida Tunis, celebran los primeros resultados en Túnez (EFE)

Túnez

Los tunecinos esperan con paciencia los resultados definitivos de las elecciones legislativas del domingo y, por el momento, se conforman con los parciales que publica la Instancia Superior Independiente para las Elecciones (ISIE).

Tres días después de los comicios, a falta de resultados y cuando todos los partidos y observadores coinciden en señalar al partido laico Nida Tunis como ganador, la prensa especializada ha optado por no aventurarse con pronósticos ni análisis sobre la que será la composición de la nueva Asamblea de Representantes del Pueblo (ARP, de 217 escaños).

Tampoco se han barajado posibles alianzas políticas para que Nida Tunis alcance una mayoría confortable que le permita gobernar sin sobresaltos. Lo que parece fuera de duda es que Al Nahda es la segunda fuerza política, pero no está claro cuál será la tercera aunque sobre la mesa se encuentra el liberal Afek Tunis (Horizonte Túnez) y los ultraliberales de la Unión Patriótica Libre (UPL), liderado por Eslim Riahi, presidente del club de fútbol "African".

También en la pugna por el tercer puesto está el Frente Popular (FP), coalición radical de izquierda tunecina compuesta por una docena de partidos y única formación izquierdista que tendría unos resultados dignos. El líder de la Liga de los Trabajadores de Izquierda (LTI, parte del FP), Nizar Amami, dijo hoy a Efe que, a pesar de que los resultados oficiales no se han anunciado, sus datos indican que el FP ya ha obtenido doce escaños.

Amami afirmó que otras cuatro circunscripciones "están siendo discutidas y revisadas con el ISIE", por lo que la coalición podría alcanzar hasta 16 escaños. Asimismo, afirmó que salvo el FP ningún partido izquierdista consiguió escaños, así que el futuro es incierto para formaciones como los socialistas de Takatol, el Movimiento de los Demócratas Socialistas (MDS), el Yumhuri, el Partido de los Trabajadores (PT) o el Partido Socialista (PS).

Por su parte, Abdelfatah Moro, considerado el padre del islamismo político tunecino y vicepresidente de Al Nahda, dijo hoy en un programa de una radio local que Nida Túnez debe tener en cuenta a los islamistas a la hora de formar gobierno.

Durante toda la campaña electoral Al Nahda ha realizado continuos llamamientos para crear un gobierno de unión nacional, y hoy Moro reafirmó esta idea al afirmar que su formación está convencida de que el país no puede ser gobernado por una sola parte.

"No estamos contra la idea de que Al Nahda forme parte del próximo gobierno", dijo Moro, quien añadió que "lo esencial es que el nuevo gobierno contenga un abanico de competencias políticas y tecnócratas".

Por otro lado, la ISIE publicó los resultados definitivos de las circunscripciones de Nabel I y Monastir, consideradas simbólicas por ser dos ciudades importantes para el sector turístico tunecino, antaño motor de divisas y que a día de hoy continúa atravesando la grave crisis que comenzó hace tres años.

En la ciudad de Nabel I (norte), Nida Tunis obtuvo 50 % de los votos, Al Nahda 19.91 %, Afek Túnez 4.84 % y el Frente Popular 4.11%. Nida Tunis también arrasó en Monastir (sureste) donde logró 56.84%, Al Nahda 20.63%, Afek Túnez 3.34% y el FP 2.77%. El ISIE seguirá publicando hasta esta noche los datos electorales parciales.

"Tenemos estimaciones que todavía no son definitivas. Ellos (Nida Tunis) van adelante con unos doce escaños. Tendríamos 70 escaños y ellos unos 80", declaró a la AFP el portavoz del partido islamista, Zied Laadhari, citando datos de observadores de Ennahda presentes en el escrutinio de los votos.

El líder histórico de Al Nahda, Rached Ghannuchi, felicitó al presidente de Nida Tunis, Beji Caid Esebsi, por su victoria, indicó en su cuenta Twitter su hija, Sumaya Ghanuchi, que publicó una foto de su padre al teléfono.

El partido laico Nida Tunis es una formación heterogénea que agrupa tanto a políticos de izquierda y de centroderecha como a caciques del régimen del depuesto presidente Ben Ali. Esebsi, de 87 años, declaró la noche del domingo que también disponía de "indicadores claros" que situaban a su partido "en cabeza".

Este veterano de la vida política tunecina fue primer ministro después de la revolución de enero de 2011. Antes, fue partidario del padre de la independencia tunecina, Habib Burguiba, y luego de Ben Ali. Esebsi es el favorito de las elecciones presidenciales del 23 de noviembre en la que Al Nahda no presentará candidatos.

Único partido de izquierda

El Frente Popular (FP), coalición radical de la izquierda tunecina, parece ser el único de la media docena de partidos de izquierda que se presentaron a las elecciones legislativas el pasado domingo en obtener escaños a la Asamblea de los Representantes del Pueblo (ARP).

"El FP ha obtenido ya 12 escaños seguros y hoy esperamos más", dijo a Efe Nizar Amami, líder de la Liga de los Trabajadores de Izquierda (LTI), a pesar de que los resultados oficiales de las legislativas no se han anunciado.

El FP tiene previsto discutir y revisar durante la jornada de hoy con la Instancia Superior Independiente para las Elecciones (ISIE) los resultados obtenidos en al menos cuatro circunscripciones electorales donde, según Amani, con bastante probabilidad obtengan otros 4 escaños.

El Frente Popular, coalición formada por una docena de pequeños partidos de izquierda con nacionalistas, radicales y algunas asociaciones civiles, ha conseguido sus escaños en las circunscripciones con mayor tradición obrera y sindical.

La formación asegura que sus resultados muestran que se han hecho fuertes en lugares como Gafsa, capital de la cuenca minera; en Sidi Buzid, donde se iniciaron las revueltas que originaron la "primavera árabe", o Ben Arús, región de la capital que aglutina el principal polo industrial del norte del país.

De confirmarse sus escaños, el FP sentará en la ARP a Mabarka Brahmi, viuda de Mohamed Brahmi, diputado asesinado en agosto de 2013 por los extremistas religiosos, y que salió elegida por Sidi Buzid. Otra personalidad elegidas por el FP es Adnan Hajji, máximo líder obrero y que desde 2007 ha protagonizado sublevaciones contra los abusos que se registran en Gafsa.

Por otro lado, el líder del LTI añadió que los socialistas de Atakatol de Mustafá Ben Yafar, presidente del actual parlamento (ANC), y la Unión Por Túnez (UPT) de Samir Etaieb, ex Partido Comunista de Túnez (PCT), no consiguieron ningún escaño.

Amami considera que Atakatol "está pagando la factura por su alianza con los islamistas de Al Nahda en el gobierno" y los de la UPT por intentar coligarse con los conservadores de "Nida Tunis", que, según los pronósticos, han ganado las elecciones