Tsipras y Merkel rompen el hielo a la espera de las reformas griegas

Aunque la visita del primer ministro griego a Berlín ha rebajado la tensión entre los dos gobiernos, Atenas sigue bajo presión de sus acreedores y afirma que "a más tardar el lunes" presentará ...
El primer ministro griego, Alexis Tsipras, esta mañana durante su visita al Memorial del Holocausto, en Berlín
El primer ministro griego, Alexis Tsipras, esta mañana durante su visita al Memorial del Holocausto, en Berlín (AFP)

Atenas

La visita del primer ministro griego Alexis Tsipras en Berlín a la canciller Angela Merkel ha roto el hielo entre los dos gobiernos, pero Atenas sigue bajo presión de sus acreedores para cumplir con sus compromisos.

El recibimiento con gran pompa por la primera potencia de la zona euro al dirigente de la izquierda radical de Syriza se produjo tras dos meses en el poder del nuevo gobierno griego, marcados por un duro enfrentamiento con sus acreedores europeos. Los acreedores piden nuevas reformas a Atenas, condición para entregarle un último tramo de préstamos, vital para la supervivencia financiera de Grecia.

El encuentro a solas Merkel-Tsipras es percibido como señal de que la dirigente alemana está dispuesta a ayudar a Grecia. "La única vía es el diálogo" pese a "los desacuerdos y los temas difíciles" por resolver, afirmó la canciller.

Esta reunión era inimaginable hace pocas semanas, cuando Tsipras aludía tras su victoria en las legislativas a la "obligación histórica" de su país "de reclamar a Berlín el pago de indemnizaciones de guerra" por la ocupación nazi en la II Guerra mundial.

Pero ahora el tono ha cambiado y Tsipras admite que "es falso y simplista imputar solamente a los extranjeros los problemas de Grecia, cuando hay problemas internos que han contribuido a la crisis". La mayoría de la prensa griega saludaba hoy esta "prueba de realismo" del primer ministro griego en su intento de "restablecer la confianza" con Berlín.

"Realpolitik"

"Ayer (lunes) Tsipras era diferente. Defendió los argumentos griegos sin extremismo y con sentido de la autocrítica", se congratuló el diario liberal Kathimerini, aunque lamentando que el gobierno heleno haya "perdido dos meses con artificios mediáticos".

"Realpolitik' de Alexis (Tsipras)" titulaba por su lado Ta Nea (centro-izquierda), el mayor diario griego. En este contexto, el ministro alemán de Relaciones Exteriores, Franz-Walter Steinmeier, se congratuló hoy por la "clara" mejora de las relaciones entre Alemania y Grecia, al día siguiente de la reunión Merkel-Tsipras.

La mejora del clima entre Atenas y Berlín "es sin duda una condición previa" a la celebración "de conversaciones serias" para resolver la crisis financiera griega, dijo el ministro alemán.

Por su parte, el presidente del Parlamento Europeo, el alemán Martin Schulz, afirmó que un acuerdo del Eurogrupo con Grecia sobre la ayuda europea a Atenas es posible esta semana.

"Creo que de aquí al fin de la semana vamos a llegar a un nuevo acuerdo que debería ser suficiente para desbloquear la financiación más urgente" que necesita Grecia, declaró Schulz al diario italiano La Repubblica.

Grecia, que afronta importantes vencimientos de deuda con grandes problemas de liquidez, espera recibir el último tramo de los préstamos (7,200 millones de euros) en el marco de la prolongación de la ayuda financiera decidida el 20 de febrero por sus socios europeos, que piden a cambio a Atenas una serie de reformas.

En Atenas, el portavoz del gobierno afirmó que "a más tardar el lunes", Grecia presentará una nueva versión de su lista de reformas. La bolsa griega también reflejaba el ambiente más optimista, y ganaba en torno al 3% el martes por la tarde, tras haber registrado caídas en las anteriores semanas.