“Soy la persona menos racista”, afirma Trump

El aspirante republicano dijo en Florida que muchos de sus empleados son latinoamericanos; “no estoy contra ellos”, sino contra los líderes políticos.
Alocución del magnate estadunidense en Tampa.
Alocución del magnate estadunidense en Tampa. (Scott Audette | Reuters)

Miami

El virtual candidato republicano a la presidencia estadunidense, Donald Trump, se definió como la "persona menos racista" y resaltó su estimación por México durante un mitin que ofreció ayer en el Centro de Convenciones de Tampa, en el centro de Florida.

"Soy la persona menos racista que hayan conocido", dijo a sus seguidores durante el mitin que ofreció el mediodía de ayer y en el que, tras resaltar que muchos ciudadanos de países latinoamericanos son sus empleados, precisó que no está en "contra de la gente", sino en contra de los actuales líderes políticos estadunidenses.

Las palabras de Trump fueron una respuesta a las declaraciones del republicano Mitt Romney, quien en una entrevista con la cadena CNN este viernes, señaló que no quiere ver que se "destile racismo" a causa de una eventual elección de Trump como presidente de Estados Unidos.

Como en otros encuentros de su campaña, el magnate neoyorquino insistió en su propuesta de construir un muro en la frontera, pagado por México, y prometió mejores tratos comerciales con China e Irán.

"Tenemos que parar de ser tan políticamente correctos", expresó, para luego recordar que su candidatura descarriló a otros 18 precandidatos republicanos, derrotados por el "movimiento político" que él encarna, "el más grande de los últimos años".

En ese sentido, pidió que el Partido Republicano sea "más fuerte" e "inteligente", y lamentó que su virtual nominación reciba más oposición "de los propios republicanos que de los demócratas".

No ahorró comentarios para la candidata demócrata, Hillary Clinton, a la que volvió a criticar por pretender abolir la segunda enmienda de la Constitución estadunidense, que otorga el derecho a los ciudadanos a portar armas.

Tras rechazar los comentarios que Clinton ha hecho sobre su carácter, Trump recordó que el otro aspirante demócrata, Bernie Sanders, señaló con anterioridad que la ex secretaria de Estado "no está calificada para ser presidente".

"Tiene mal criterio", expresó el magnate, para luego criticar la gestión de Clinton como jefa de la diplomacia estadunidense entre los años 2009 y 2013, que calificó de "desgracia".

"Lo que hizo como servidora es ilegal, equivocado", agregó en referencia a la forma como utilizó su correo electrónico privado para cuestiones de un trabajo sumamente delicadas por el puesto que encabezaba

Trump dejó en ascuas a quienes esperaban el anuncio de quién sería el elegido para el cargo de vicepresidente, así como de otros posibles nombres dentro de su equipo de gobierno, tras no revelar ningún puesto en Tampa.

En el mitin, Pam Bondi, fiscal general de Florida, quien esta semana ha sido objeto de críticas tras revelarse que recibió en 2013 una donación del hoy virtual candidato republicano, volvió a expresar su respaldo a Trump.

De igual modo, el gobernador del estado, Rick Scott, a quien algunos medios de Florida señalan como el señalado por Trump para que ocupe la vicepresidencia, subió al estrado para apoyar al magnate.