Trump exige ahora pasar a Hillary por el "antidoping"

Desempolvan entrevista en la que asegura que Lindsay Lohan sería “grandiosa en la cama”.
El diario británico "The Guardian" reveló otro señalamiento de acoso sexual contra el magnate.
El diario británico "The Guardian" reveló otro señalamiento de acoso sexual contra el magnate. (Sarah Rice/AFP)

Washington

El candidato republicano a la presidencia de Estados Unidos, Donald Trump, acusó a su rival demócrata, Hillary Clinton, de llegar dopada al reciente debate y exigió que se someta a un examen de drogas.

“Somos como atletas (...) y a los atletas les hacen someterse a un control antidrogas. Yo creo que deberían hacernos un control antidrogas antes del debate (del próximo miércoles), porque no sé lo que le pasa” a Clinton, dijo Trump en un mitin en Portsmouth (Nuevo Hampshire).

Argumentó que al comienzo del segundo debate presidencial, el pasado domingo en San Luis (Misuri), Clinton “tenía muchísima energía”, pero al final “estaba deseando que la bajaran del escenario.

“Apenas podía llegar a su automóvil”, añadió el magnate, en referencia a un episodio ocurrido en septiembre, cuando a Clinton le flaquearon las piernas al tratar de subir a un vehículo debido a que padecía neumonía.

“Creo que están tratando de activarla, ¿entienden lo que quiero decir?”, aseguró, y cuestionó el hecho de que su rival no tuviera ayer programado ningún acto de campaña y esté dedicando tanto tiempo a “prepararse” para el último debate, que se celebrará en Las Vegas (Nevada).

El equipo de campaña de Clinton reaccionó de inmediato y denunció el mensaje de Trump como “intentos vergonzosos que buscan desacreditar una elección”.

Irritado por el protagonismo en los medios de comunicación de varias mujeres que le acusan de haberse propasado con ellas, Trump insistió en que la campaña electoral está “amañada” para evitar que él salga victorioso en las elecciones del 8 de noviembre.

“La elección es amañada por medios corruptos que presentan acusaciones totalmente falsas y completas mentiras con el fin de que sea elegida presidenta” Clinton, añadió.

La campaña electoral del magnate se encuentra sumida en un caos luego de la divulgación —hace una semana— de un video en el que hacía comentarios vulgares sobre las mujeres, tras la cual se han sumado acusaciones de abuso sexual en su contra.

El viernes, el magnate inmobiliario culpó al empresario mexicano Carlos Slim de un complot mediático.

En un mitin en Carolina del Norte (sureste), recordó que Slim es el primer accionista individual del Grupo The New York Times, cuyo diario insignia publicó el miércoles relatos de dos mujeres que lo acusaron de manosearlas y besarlas hace algunos años.

UNA MÁS...

El número de mujeres que durante la última semana han acusado a Trump de haberse propasado con ellas continuó ayer con las revelaciones de una supuesta novena víctima, Cathy Heller.

Según al diario británico The Guardian, en 1997 Heller estaba en una fiesta en la mansión de Trump en Mar-a-Lago (Florida), cuando el magnate la agarró y trató de besarla. Ella se echó hacia atrás, pero él volvió a atraerla hacia sí y la besó con fuerza.

Asimismo, ayer fue desempolvado un programa de The Howard Stern Show, en el que Trump acepta que Lindsay Lohan “sería grandiosa en la cama”.

En algún momento de la entrevista, realizada en 2004, el famoso conductor le pregunta a Trump si la actriz “problemática”, que en ese momento recién había cumplido 18 años, sería buena teniendo sexo.

El magnate, entonces de 58 años, responde en torno a Lohan, famosa ya por sus escándalos: “Sí, seguramente tienes razón. Probablemente tiene muchos problemas y por lo tanto es grandiosa en la cama. ¿Cómo es que las mujeres realmente perturbadas, ya sabes, de verdad con problemas, son tan buenas en la cama?”