Trump censura a juez por su ascendencia mexicana

El magnate argumenta que el magistrado Gonzalo Curiel, quien lleva el caso de fraude contra la Universidad Trump, está descalificado por “conflicto de interés”.
Policías inmoviizan a una mujer durante el ataque a partidarios del republicano en San José, California.
Policías inmoviizan a una mujer durante el ataque a partidarios del republicano en San José, California. (Stephen Lam | Reuters)

Nueva York

El precandidato republicano a la presidencia de Estados Unidos, Donald Trump, descalificó al juez Gonzalo Curiel, encargado de un caso civil por fraude contra la Universidad Trump, por el origen mexicano de su familia.

En una entrevista publicada ayer por el diario The Wall Street Journal, el republicano afirmó que el juez Curiel, quien preside el caso civil por fraude en contra de la Universidad Trump, tiene "un absoluto conflicto de interés" por lo que no podría continuar en el juicio.

Trump indicó que el conflicto resulta de la "herencia mexicana" de Curiel, nacido en el estado de Indiana de una familia de origen mexicano, y debido a que es miembro de una asociación de abogados latinos.

Explicó que la ascendencia nacional de Curiel es relevante porque "voy a construir un muro (en la frontera con México). Y eso es un inherente conflicto de interés" de parte del magistrado.

El ataque del magnate contra Curiel continúa con la ofensiva que inició la semana pasada, cuando declaró en un acto de campaña que el juez era una persona que "odia a Donald Trump" y una "total desgracia".

Curiel preside dos casos en una corte de San Diego que involucran demandas interpuestas por personas que aseguran que la llamada Universidad Trump los engañó al prometer educarlos sobre la industria de los bienes raíces luego de que los hiciera pagar "decenas de miles de dólares".

Los ataques de parte de Trump fueron reprobados por varios académicos del derecho citados por el Journal, uno de los cuales afirmó que los comentarios no eran "apropiados en una democracia".

El diario The New York Times publicó tras los iniciales ataques de Trump contra Curiel un editorial en el que opinaba que el republicano había cruzado una línea peligrosa, y que sus declaraciones representaban "una amenaza para el cuidadosamente equilibrado sistema político estadunidense".

Hasta anoche, el juez Curiel no había respondido a Trump.

La campaña de la aspirante demócrata a la presidencia, Hillary Clinton, defendió al juez.

Portavoces de Clinton emitieron un comunicado ayer criticando a Trump porque, según ellos, el magnate no considera a Curiel y su familia como estadunidenses.

"El juez Curiel y su familia personifican el sueño americano", dijo Lorella Praeli, portavoz de Clinton para la comunidad hispana.

"El hecho de que Donald Trump no considere al juez Curiel y a su familia como estadunidenses lo hace inapropiado para ser presidente de esta gran nación, una nación de inmigrantes", declaró Praeli.

La campaña de Clinton destacó que los padres de Curiel trabajaron arduamente para ofrecer lo mejor a sus hijos, nacidos en EU. Curiel y uno de sus hermanos se convirtieron en exitosos abogados, dijo Praeli. Otro hermano luchó en Vietnam, destacó la portavoz.

"En la versión de Estados Unidos de Trump, esta familia hispana no es realmente estadunidense", dijo la vocera. "Pero ellos son Estados Unidos. Y Hillary Clinton luchará por todos los estadunidenses".

Además del caso de Curiel en California, el magnate enfrenta otra investigación iniciada en 2013 por el fiscal general del estado de Nueva York, Eric Schneiderman, que afirma que la Universidad Trump defraudó 40 millones de dólares a más de cinco mil personas.

El juicio en California está fijado para el 28 de noviembre, veinte días después de las elecciones presidenciales, y el juez Curiel ha reclamado la presencia del magnate.

En Nueva York, una corte de apelaciones determinó a finales de abril que el proceso contra Trump debe seguir adelante, aunque todavía no se ha fijado fecha para el juicio.